Creen un ajuste de cuentas la muerte a tiros de un hombre en un restaurante de Torremolinos

Creen un ajuste de cuentas la muerte a tiros de un hombre en un restaurante de Torremolinos

Un particular fue el que dio aviso al servicio de emergencias 112 de que había escuchado unos disparos y alertó de que había algún herido

EFE

El hombre que falleció tras recibir varios disparos en un restaurante de Torremolinos (Málaga) fue detenido por su relación con una bomba hallada en Marbella hace un mes y su muerte «parece ser un ajuste de cuentas», según ha informado hoy la subdelegada del Gobierno en Málaga, María Gámez.

La víctima, de 33 años, había ingresado en prisión como presunto miembro de una red criminal holandesa especializada en extorsiones y tráfico de estupefacientes que operaba con armas de fuego y explosivos, según han confirmado a Efe fuentes cercanas a la investigación.

La organización criminal a la que pertenecía el hombre utilizaba armas de fuego y artefactos explosivos para atentar contra la vida de los integrantes de otro grupos criminales rivales que estuvieran en España.

El tiroteo se produjo sobre las 21.00 horas el pasado sábado cuando la víctima cenaba en el restaurante Tiki, ubicado en el paseo marítimo de Playamar, y fue disparado por un individuo que pudo huir sin ser detenido.

Un particular fue el que dio aviso al servicio de emergencias 112 de que había escuchado unos disparos y alertó de que había algún herido.

El centro de coordinación avisó a la Policía Nacional, Local y los servicios de emergencias, que realizaron maniobras de reanimación, lo trasladaron en una UVI Móvil al hospital Carlos de Haya de Málaga y a las pocas horas falleció.