Piden 26 años para el hombre que presuntamente mató a su hijo de 45 días porque su mujer le alimentaba en lugar de limpiar

Detención del sospechoso por la muerte de su hijo de 45 días.

El fiscal sostiene que el acusado cogió por las piernas al bebé y lo lanzó contra el suelo dos veces, lo que provocó que el niño se golpease contra el firme en la cabeza otras tantas veces

EFEALMERÍA

La Fiscalía de Almería ha interesado penas que suman 26 años y nueve meses de prisión para Hicham B., el presunto maltratador acusado de matar en junio del 2016 en Níjar (Almería) a su hijo de 45 días golpeándolo contra el suelo en dos ocasiones porque su mujer le daba de comer en lugar de limpiar.

El Ministerio Público ha solicitado un año de cárcel por un delito de lesiones y dos años y nueve meses por otro delito de maltrato habitual, ambos en el ámbito de la violencia sobre la mujer, así como 23 años más de prisión por un delito de asesinato en el que concurre la agravante de parentesco, según la calificación consultada por Efe.

El fiscal relata cómo sobre las 13:30 horas del 24 de junio de 2016, Hicham B. golpeó "intencionadamente" a su pareja en el cabeza y en el rostro cuando los dos se encontraban en el domicilio en el que residían juntos en la barriada de Campohermoso, en Níjar.

Acto seguido, le dijo con "ánimo de amedrentarla" que iba a coger una pistola para matarla a ella y al hijo que tenían en común.

Hicham B. recriminó a su pareja que no estuviese limpiando la casa y cuando ésta le dijo que no podía hacerlo porque le estaba dando de comer al bebé de 45 días, el acusado presuntamente se lo arrebató de forma "sorpresiva".

El fiscal sostiene que a continuación el hombre cogió por las piernas al bebé y lo lanzó contra el suelo dos veces, lo que provocó que el niño se golpease contra el firme en la cabeza otras tantas veces.

El acusado intentó golpearlo una tercera vez pero no lo logró debido a la oposición de su mujer, tras lo que se marchó del lugar.

Aunque la Fiscalía no incide en este punto, Hicham B. fue detenido durante la noche del 1 de julio de 2016 en la barriada de Pujaire, en Níjar, una semana después de que se diera a la fuga.

La Guardia Civil distribuyó varias fotografías del padre y solicitó colaboración ciudadana para localizarlo.

Durante esa semana se ocultó en una caravana en un poblado chabolista y había preparado una embarcación que fue intervenida de forma previa a su arresto para abandonar el país.

El Ministerio Público señala que el bebé murió a consecuencia de los golpes recibidos debido a un traumatismo craneoencefálico severo con hemorragia encefálica masiva.

Añade que la madre sufrió lesiones que tardaron 90 días en curar y que en la actualidad presenta una sintomatología ansioso depresiva y síntomas de trastorno de estrés postraumático.

Asimismo, recoge que durante los dos años en los que Hicham B. y su pareja convivieron en la vivienda de Campohermoso, el acusado sometió a la mujer a "continuas agresiones físicas", de forma que le propinaba patadas y puñetazos en la cabeza y en otras partes del cuerpo.

Además en una ocasión supuestamente la cogió con fuerza del cuello y la insultaba de forma repetida hasta llegar al extremo de romperle los teléfonos para que "no pudiera hablar con nadie".

El fiscal afirma que durante este tiempo Hicham B. atemorizaba además a la mujer diciéndole que iba a matarla a ella y a su hijo.

Fotos

Vídeos