La Universidad de Almería aprueba unos presupuestos con un aumento de un 5%

Las cuentas contemplan nuevas becas de apoyo para los estudiantes universitarios. /IDEAL
Las cuentas contemplan nuevas becas de apoyo para los estudiantes universitarios. / IDEAL

Las cuentas reflejan un incremento en la partida de personal que es el más importante de los 25 años de historia de la institución académica

J. L. P.ALMERÍA

El presupuesto inicial de la Universidad de Almería para el año 2019 asciende a 101.338.638,66 euros en sus estados de ingresos y gastos, lo que supone un incremento del 5.25 % con relación a las cantidades inicialmente presupuestadas para el año 2018.

Se aprobaron el 14 de diciembre por el Consejo de Gobierno y ayer por el Consejo Social. En lo que afecta al origen de los fondos, los recursos propios de la Universidad alcanzan la cifra de 14.821.347,00 euros, que representan el 14.63% del total de la financiación inicialmente disponible por la institución.

El marco jurídico continúa siendo el de 2012, lo que supone limitaciones importantes en determinados capítulos. Además, a estas limitaciones se suma la preocupación en el capítulo de gastos de personal, que alcanza los 64.446.693,52 euros, lo que supone un 63,60% del total, pues al carecer la Junta de Andalucía de presupuesto, la UAL desconoce con certeza la cota de personal máxima estipulada para las universidades andaluzas.

No obstante, todas las universidades andaluzas esperan que esta sea mayor que el 5.92%, pues resulta fundamental para poder cubrir las políticas nacionales y autonómicas, debiendo ir acompañada de una mayor financiación básica para poder realizar una modificación de crédito que amplíe este capítulo. El incremento en personal ha sido de 4.500.000 euros, el mayor en los 25 años desde su creación.

El coste del PDI (Personal Docente e Investigador) ascenderá en 2019 hasta el 67.57 % del total de la masa salarial, mientras que el gasto del PAS consumirá el 32.43% de la misma, porcentaje similar al que se tiene desde la crisis; finalmente, las dotaciones destinadas a financiar las actividades de acción social alcanzarán 712.000 euros. El actual equipo de gobierno ha optado por mantener, al menos, el esfuerzo presupuestario en prácticamente todas las partidas, reforzando las que sostienen las principales tareas asignadas a la Universidad: la docencia y la investigación. De hecho el programa que más recursos consume es el de Docencia Reglada que consume un total de 38.539.893,81 euros, seguido de los Programas Generales de Investigación con una asignación de 11.296.879,10 euros y del programa de Administración General con 9.020.703,32euros.

Destacan, además, otros programas cuya asignación es bastante elevada y son transversales para toda la comunidad universitaria como son el de Biblioteca con una asignación de 3.479.188,97 euros y el programa S.T.I.C. con 5.193.747,83 euros. Así, hay un incremento de apoyo a los créditos para Investigación, apoyo con nuevas políticas de becas a los estudiantes en nuevas áreas, continuación de la formación del PAS para darle el impulso que le es actualmente necesario a través de un Máster en Gestión y Administración Universitaria dividido en módulos, política de renovación de equipos informáticos disponibles en las aulas y siempre sin olvidar la importancia de la habitabilidad del campus. También se continuará con las políticas de apoyo a la docencia y administración a través de becas.