La almeriense Sara Hernández, a la selección absoluta de balonmano playa

La almeriense Sara Hernández, a la selección absoluta de balonmano playa

La jugadora se concentrará del 12 al 16 de abril en Alcalá de Henares para preparar la primera cita internacional, el Campeonato de Europa que se disputa en Zagreb del 20 al 25 de junio

F. L. C.almería

Fue este miércoles cuando llegó la notificación a club y jugadora. Daniel Lara, seleccionador nacional, había dado a conocer a las 15 'Guerreras de la Arena' con las que contará en la primera concentración de la temporada. Entre ellas hay una almeriense del Urci, la extraordinaria Sara Hernández. No es extraño ver en la playa de Almería un campo de balonmano en cuanto comienza el periodo de mejor tiempo, y tampoco escapa a nadie la labor de cantera que realiza el club urcitano. Esta convocatoria es el fruto de un gran trabajo.

Así lo ha reconocido y agradecido la joven internacional en sus resdes sociales nada más conocer la noticia. Su cita está con las demás mejores de España del 12 al 16 de abril en la Residencia Universitaria Giner de los Ríos, situada en Alcalá de Henares. Allí la Selección Española absoluta de balonmano playa tiene previsto iniciar la preparación del Campeonato de Europa que se celebrará del 20 al 25 de junio en Zagreb (Croacia). Sesiones de mañana y tarde aguardan a las jugadoras en las instalaciones universitarias de la ciudad madrileña. Se buscará reintroducir en la dinámica de playa a las chicas.

Ahora en temporada de pista, es evidente que las necesidades son distintas. Es por ello importante comprobar cómo se encuentran físicamente para poder realizar un plan a medida con el que se aseguren que todas las jugadoras lleguen en óptimas condiciones a la cita internacional de junio. Sara Hernández ha sido convocada como especialista, que es el puesto que sale por el portero cuando se tiene posesión para generar superioridad en ataque. Esa demarcación es más vigilada que ninguna otra, ya que sus goles valen dos puntos, y además quien la desempeña debe tener una gran visión de juego.