Abre en Jaén una nueva planta para el tratamiento de los residuos de la construcción y la demolición

Abre en Jaén una nueva planta para el tratamiento de los residuos de la construcción y la demolición

Dotada con una inversión de 1,5 millones de euros financiados por la Diputación y la Junta, la creación de este centro se enmarca en el Plan Director de Residuos Inertes

R. I

Abre sus puertas una nueva planta de tratamiento de residuos procedentes de la construcción y la demolición (RCD), un equipamiento construido por la Diputación en colaboración con la Junta de Andalucía ubicado en el Complejo Medioambiental Jaén-Sierra Sur, a algo más de 4 kilómetros de la capital jiennense en dirección a Fuerte del Rey. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, ha inaugurado esta instalación junto a la delegada del Gobierno andaluz en Jaén, Ana Cobo; un acto en el que también ha participado el alcalde de Fuerte del Rey, Manuel Melguizo; y el concejal de Hacienda del Ayuntamiento de Jaén, Manuel Bonilla.

“Es la cuarta planta de estas características que se abre en la provincia dentro del Plan Director de Residuos Inertes que impulsa la Administración provincial”, ha explicado Francisco Reyes, que ha hecho hincapié “en la resolución de un problema como son los residuos de la construcción, tanto en su carácter jurídico como medioambiental: ya no hay excusa para que haya depósitos incontrolados de escombros en la periferia de cualquier municipio”. En ese sentido, “la provincia sigue liderando proyectos tan importantes para el ámbito medioambiental como estas plantas de tratamiento”, ha destacado Reyes, incidiendo en “la conversión de un problema, como son los residuos de la construcción, en una oportunidad”. .

Dentro de este plan director, dotado con una inversión superior a los 12,3 millones de euros, ya se han puesto en marcha 4 plantas de tratamiento: Navas de San Juan, Úbeda, Cazorla y Jaén, centro cuya construcción ha contado con una inversión de 1,5 millones de euros. A estas se sumarán próximamente Linares, Jódar y Arjona. Además, está en proyecto la construcción de instalaciones similares en localidades como Villanueva del Arzobispo y Santiago-Pontones.

Por su parte, Ana Cobo ha destacado la apuesta de la Junta por esta infraestructura a la que el Gobierno andaluz ha destinado cerca de un millón de euros en el marco de las líneas de acción para la conservación y preservación de medio ambiente. “Se trata de una prioridad en una provincia como la nuestra, con la mayor superficie de espacio natural protegido, y en la que nos preocupamos también por los entornos urbanos”, ha manifestado Cobo. En este sentido, ha hecho referencia a la Ley autonómica de Gestión de la Calidad Ambiental, que persigue una disminución de estos residuos, y que con plantas como ésta “busca facilitar a los usuarios y, especialmente a los ayuntamientos, el cumplimiento de la normativa, evitando que sigan proliferando escombreras ilegales que también conllevan una contaminación visual”.

Por otra parte, Cobo ha recordado que los presupuestos de la Junta para 2018, recogen también una importante inversión para seguir avanzando en esta materia “con cuatro nuevos puntos limpios en distintos municipios y la redacción de proyectos para otros más”. “Tenemos ya 17 puntos limpios y queremos que cada municipio y cada vecino tenga muy cerca uno de ellos para que de una forma sencilla, puedan deshacerse de estos residuos contaminantes”, ha concluido.

En este centro abierto en Jaén, con más de 21.500 metros cuadrados de superficie, se podrán depositar residuos procedentes tanto de obras mayores como de pequeñas obras domiciliarias. Está preparado para tratar unas 40.000 toneladas de RCD al año. La planta cuenta con una maquinaria especializada que se encarga de la trituración y la selección del material: molino, criba para su clasificación y una retroexcavadora para la alimentación del proceso. Este equipamiento, de carácter móvil, se desplazará hasta esta planta de forma periódica, prestando servicio en el resto de plantas de RCD habilitadas por la Diputación en la provincia.

Además de tratar los residuos, en este recinto se comercializarán los materiales obtenidos de este proceso: áridos aptos para su aplicación en proyectos constructivos como adecuación de caminos rurales o relleno de zanjas, entre otros. Los rechazos, aquellos materiales no recuperables, se trasladarán al vertedero, ubicado en este complejo medioambiental.

Destinados a los municipios que no cuenten con plantas, se están habilitando puntos de acopio municipales con contenedores que serán trasladados de manera periódica a las plantas de tratamiento. Ya hay una veintena de puntos construidos y en proceso de apertura: Albanchez de Mágina, Aldeaquemada, Arquillos, Bedmar y Garcíez, Bélmez de la Moraleda, Cabra del Santo Cristo, Cambil, Campillo de Arenas, Chiclana de Segura, Frailes, Hinojares, Jimena, La Guardia Larva, Mancha Real, Montizón, Noalejo, Santa Elena, Santisteban del Puerto, Valdepeñas de Jaén y Vilches. Además, se proyecta la habilitación de otros veinte puntos; cuya construcción ha comenzado ya en Carboneros, Lopera y Begíjar.

Temas

Jaén

Fotos

Vídeos