Ideal

Una presunta bebé robada dice que "el Gobierno no hace nada para esclarecer casos"

  • Lo ha afirmado tras declarar como testigo ante el Juzgado de Instrucción 1 de Almería, dentro de la llamada 'Querella Argentina' instruida por la juez María Servini,

María Ascensión López, una presunta bebé robada durante el franquismo, ha afirmado tras declarar como testigo ante el Juzgado de Instrucción 1 de Almería, dentro de la llamada 'Querella Argentina' instruida por la juez María Servini, que "el Gobierno no está haciendo nada para esclarecer estos casos".

La mujer ha respondido en el tribunal almeriense a una serie de preguntas remitidas por exhorto por los juzgados argentinos, relatando su caso y explicando las pruebas en las que se basa para afirmar que es uno de los "innumerables bebés robados durante el franquismo en el Estado español".

Esta declaración y la de otras víctimas de diferentes crímenes de la dictadura serán prestadas en cumplimiento de comisiones rogatorias expedidas por la jueza Servini a efectos de que, por parte de jueces españoles, se coopere con la justicia argentina.

"Hoy es un día un poquito agridulce porque tengo la esperanza de que un día se haga justicia pero me encuentro frustrada porque no venga de mano de mi país", ha manifestado López en declaraciones a Efe.

"Muchas madres han fallecido y es la herencia que le han dejado a sus hijos, mi esperanza es no dejársela a los míos" ha dicho.

López ha explicado que fue adoptada "de forma irregular y existen muchos indicios de que la adopción no fue legal, pese a lo cual en España la denuncia fue archivada".

La mujer ha indicado que nació en 1964 pero no fue inscrita en el Libro de Bautismos hasta siete años más tarde, con fecha del año de su nacimiento. "Mis padres tenían 61 y 67 años cuando nací, lo que es una barbaridad; tengo tres identidades distintas y fui bautizada antes de nacer. Mi madre adoptiva me dijo que pagaron por mí 250.000 pesetas de la época, pero en España no ven indicios de delito con todo esto".

Ésta es la versión que ha relatado esta mañana ante el juez en una sesión en la que se ha "sentido muy cómoda" porque se lo han "puesto bastante fácil y sin peros para expresarme libremente", añadiendo que tras prestar declaración se encuentra "emocionada" porque aunque lleva "años contando la misma historia, ha sido especialmente emotiva".

López ha recordado asimismo que "a través del Colectivo de la Memoria Democrática, los colectivos considerados víctimas del franquismo se han adherido a la 'Querella Argentina'", en el caso de los bebés robados para denunciar una "trama que comienza con un fin político y que muy seguidamente se convirtió en un negocio".