Atlético Mancha Real

El Atlético Mancha Real convence

Óscar Quesada en una de las jugadas del partido./AT. MANCHA REAL
Óscar Quesada en una de las jugadas del partido. / AT. MANCHA REAL

Los verdes vencieron con rotundidad al Porcuna y demuestran su progresión

JESÚS MUDARRAJAÉN

El Atlético Mancha Real avanza con paso firme en su preparación y lo hace mostrándose fuerte de nuevo ante un rival que no se lo puso fácil y en un día especial. Coincidió que volvían los manchegos a jugar frente a su afición con el partido amistoso que se disputó ante el Atlético Porcuna y, a pesar de lo mucho que está trabajando físicamente el equipo verde y de lo lastrado de las piernas de los futbolistas en consecuencia, ya sí se pudo ver plasmado sobre el césped lo que quiere Rizos.

Le gusta al técnico linarense que su equipo sea dueño del balón y lo fue. El centro del campo manchego dirige su brújula aún más de lo que lo hacía el año pasado (que no era poco) y en consecuencia las ocasiones fueron fluidas a pesar de que enfrente tenían a uno de los equipo llamados a ser uno de los pesos pesados dentro el Grupo II de la División de Honor.

Si algo está dejando clara la pretemporada de los del Juventud es que este equipo está trabajando para que los errores que les condenaron en la primera vuelta de la pasada campaña queden en el pasado. Ni siquiera en estos partidos de prueba el conjunto verde está haciendo concesiones atrás. Se muestran más sólidos y con las ideas más claras y a eso ayuda sin duda el hecho de que la mayoría de los jugadores se conozcan entre si y tengan claro cuál es su rol en faceta defensiva. De momento le está saliendo bien el plan de continuidad a la dirección deportiva del club.

Otra de las conclusiones que se puede sacar de este nuevo encuentro amistoso, que terminó con un dos a cero a favor de los locales, es que el Atlético Mancha Real va a ser uno de los equipos a tener en cuenta en lo que a balón parado se refiere. La mayoría de los goles manchegos que estamos viendo durante la preparación estival están llegando a raíz de jugadas de estrategia ensayadas una y mil veces en los entrenamientos y cabe destacar la labor de Rizos y de su cuerpo técnico en este sentido y también de la plantilla.

Serán claves durante la campaña, y más teniendo en cuenta la dimensiones del Juventud, hombres como Quesada, Carlos Jiménez, Carmona, Vitu o Manu Castillo y es que poderío aéreo de los mancharreleaños será una de sus principales bazas durante la campaña como así están demostrando.

Está claro que las conclusiones que se pueden sacar de estos partidos veraniegos, en los que el rodaje todavía no es el adecuado, llevan siempre implícita una incógnita que habrá de resolverse con el devenir de la competición pero lo cierto es que las primeras trazas del equipo apuntan a que se ha cumplido lo que se pretendía: dar un salto de calidad con respecto al curso pasado.

No será el del Porcuna el último partido de preparación ni mucho menos para los de Rizos. De hecho mañana mismo volverán a vestirse de corto en la Costa Tropical para seguir afinando engranajes de cara a la competición real. Será en un torneo cuadrangular en Almuñécar. Los verdes se medirán a Vélez C.F., C.D. Huétor Tájar y CD Almuñécar City.

 

Fotos

Vídeos