Más de 1.900 familias de Almería viven un desahucio de su casa de alquiler en sólo cinco años

Marcha de Stop Desahucios por la capital almeriense. /R. I.
Marcha de Stop Desahucios por la capital almeriense. / R. I.

El año pasado, el fenómeno de la expulsión forzosa de inmuebles arrendados marcó récord con casi 500 familias afectadas tras el impago de las cuotas

MIGUEL CÁRCELESALMERÍA

Los desahucios han venido vinculándose en el imaginario colectivo a la pérdida de la vivienda después de que la crisis impidiese a miles de familias hacer frente a las 'letras' -como comúnmente se le llama a la cuota mensual- de las hipotecas inmobiliarias. Sin embargo, los desahucios son una realidad más amplia y afecta también a quienes incurren en el impago de sus cuotas de arrendamiento. Y las cifras son lo suficientemente abultadas como para ser, ya en sí, una realidad de relevancia propia.

Según los datos oficiales trasladados por el Ministerio de Justicia, en base a la información proporcionada por el Punto Neutro Judicial del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), sólo desde el año 2013 y hasta el pasado año -con las cifras ya completas- en Almería se dieron 1.906 desahucios por no estar al corriente del pago de las cuotas de arrendamiento.

Estos desahucios se producen en base a la Ley de Arrendamientos Urbanos. Y, según advierte el Ministerio, en la contabilización sólo se tiene en cuenta un lanzamiento por cada bien inmueble -esto es, si hubo que hacer varios lanzamientos para el desahucio, sólo se contabiliza uno- y siempre y cuando la entrega posesoria se acuerde, siempre que implique un cambio en la posesión de un inmueble, y sin tener en cuenta si se trata de una finca rústica o urbana, ni si es o no una vivienda. Esto es, también entrarían, estos sin el efecto de los desahucios, las tomas de posesión de locales comerciales en arrendamiento o fincas rústicas.

Según estos datos, el año con mayor número de lanzamientos judiciales en cumplimiento de la Ley de Arrendamientos fue el pasado, 2017, cuando las macrocifras de la economía nacional, andaluza y española parecían ya marcar un camino de vuelta al crecimiento económico. Entonces se superaron con creces los 400 desahucios: concretamente 492, la cifra más alta en un lustro. Pero es que la cifra no ha bajado de los 300 en los últimos cuatro años.

Pese a todo, el fenómeno de los desahucios por impagos de cuotas inmobiliarias siguen siendo mayoría, ya que la cifra total supera con creces a la de desahucios por dejar de pagar el contrato del alquiler. Según las cifras del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que trimestralmente da a conocer el impacto de la crisis económica en los órganos judiciales de todo el país, el número de desahucios por ejecución hipotecaria en Almería en el mismo periodo de tiempo fue de 3.608. Esto es: en total se superarían los 5.500 lanzamientos en este lustro. Unos 1.100 desahucios anuales.

Según las últimas cifras autonómicas, la Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía, a través del Sistema Andaluz de Información y Asesoramiento Integral en materia de Desahucios (SAID, que puso en funcionamiento la exconsejera Elena Cortés), atendió en la provincia de Almería desde comenzara a funcionar en octubre de 2012 un total de 768 casos, la mayoría en fase de intermediación, esto es, cuando aún es posible alcanzar acuerdos entre el banco o el propietario y el poseedor del inmueble.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos