Unidos Podemos lleva al Congreso la destrucción de El Chuche

Unidos Podemos lleva al Congreso la destrucción de El Chuche

El grupo parlamentario busca determinar la legalidad o no de la intervención sobre el yacimiento solicitando a las administraciones los informes previos que la Ley de Patrimonio exige a cualquier proyecto de este tipo

IDEAL

El grupo parlamentario de Unidos Podemos ha trasladado recientemente al Congreso de los Diputados el caso de la destrucción parcial del yacimiento arqueológico El Chuche con motivo de las obras realizadas por el Ministerio de Fomento en la carretera nacional 340 a su paso por la localidad almeriense de Benahadux. Los destrozos realizados, aún por evaluar, fueron denunciados por asociaciones conservacionistas de la provincia, que se trasladaron hasta la zona afectada el pasado 11 de marzo en una concentración de denuncia.

Este nuevo movimiento se produce toda vez que la parlamentaria andaluza de Podemos, Lucía Ayala, solicitase a la Delegación Territorial de Cultura, Turismo y Deporte en Almería la apertura de un expediente sancionador contra el Ministerio de Fomento por las obras realizadas -sin la autorización oportuna- en el citado yacimiento que ha supuesto el desmonte y allanamiento de casi 1.000 metros cuadrados de esta reserva arqueológica protegida legalmente desde 1999.

En este sentido, y en aras de esclarecer una situación que tanto PP como PSOE han aprovechado para confrontar desde los ámbitos estatal y autonómico, Unidos Podemos ha requerido la información relativa a los proyectos de obras y actuación de Fomento para la Nacional 340 donde se recojan específicamente el informe de la Consejería de Cultura de la Junta sobre la necesidad de realizar una excavación arqueológica en el yacimiento BIC de El Chuche, con anterioridad al inicio de las obras; la delimitación del trazado a intervenir realizado por el Ministerio; la autorización de la Consejería de Cultura para el inicio de las obras en el área protegida del yacimiento; así como los permisos oportunos de la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio de la Junta de Andalucía para el inicio de las obras. La información solicitada por Unidos Podemos obedece a los requerimientos previos a una intervención en zona protegida que establece la actual legislación española y andaluza en materia de Patrimonio, de tal forma que en caso de no existir alguno de los informes mencionados se determinará de manera automática la ilegalidad de las obras.

Las solicitudes de información, registradas el pasado 27 de marzo en el Congreso de los Diputados, están impulsadas por los portavoces de Cultura y Fomento del grupo parlamentario Unidos Podemos, Eduardo Maura y Sergio Pascual respectivamente.