La UJA retomará en unos días sus excavaciones en Egipto

Como novedad, se podrá consultar a diario el avance de los trabajos en la página web del proyecto

M. LOPERAJAÉN
Anterior expedición a Qubbet el-Hawa. /IDEAL/
Anterior expedición a Qubbet el-Hawa. /IDEAL

El próximo día 28 de octubre parten los primeros investigadores de la Universidad de Jaén (UJA) con destino a Egipto para iniciar la segunda campaña de trabajo en la necrópolis de los nobles de Asuán, conocida como Qubbet el-Hawa.

Este proyecto se enmarca en una acción de colaboración científica y cultural entre la UJA y el Consejo Supremo de Antigüedades de Egipto y como novedad, este año se podrá consultar a diario el avance preliminar de los trabajos en la página oficial del proyecto (http://www.qubbetelhawa.es).

Este año el grupo está compuesto por trece investigadores dirigidos por el profesor del Área de Historia Antigua de la Universidad de Jaén, el doctor Alejandro Jiménez Serrano. Los objetivos de la misión son más ambiciosos que los de la campaña anterior y se centrarán en cuatro puntos. En primer lugar, se terminará de excavar el exterior de la tumba nº 33, iniciada el año pasado, así como su interior. Esta tumba perteneció a un poderoso personaje, aún desconocido, que vivió en torno al 1850 a. C. En el interior de la misma se han detectado varios enterramientos posteriores en los que se utilizaron sarcófagos de diferentes tipos. Además, hay evidencias que permiten aventurar la existencia de cámaras funerarias anteriormente desconocidas.

En segundo lugar y paralelamente, se excavará el exterior de la tumba nº 34, del mismo periodo que la anterior, y ante cuya entrada es posible que aparezca una nueva tumba, tal y como se desprende de los análisis de geo-rádar realizados. En tercer lugar, apenas a cincuenta metros de las excavaciones, se iniciarán los trabajos de estabilización y conservación de la tumba nº 34h, datada en el 2150 a. C y que perteneció al noble Junes. Este hipogeo corre el riesgo de colapso inminente debido a las fracturas naturales que han ido apareciendo a lo largo de los siglos. Se trata de una tumba de grandes dimensiones y que posee una decoración e inscripciones muy notables que corren un serio peligro de desaparición.

El cuarto objetivo se centrará en la construcción de un edificio administrativo que tendrá función de oficina de venta de entradas, de la policía turística y del Servicio de Antigüedades. Esta última acción será la primera medida que el proyecto tome dentro de su clara vocación de ayuda al desarrollo local, que en próximos años se materializará en nuevos objetivos que fomenten el turismo de calidad en la zona.

Fotos

Vídeos