Juzgan al exalcalde de Iznatoraf por supuesta prevaricación

Juzgan al exalcalde de Iznatoraf por supuesta prevaricación
Ayuntamiento de Iznatoraf

Según la acusación pública, le perdonó a la concesionaria de la piscina municipal ocho años de canon y luz (solo en canon ascendía a 8.000 euros anuales) como compensación de unas obras que ella había realizado en las instalaciones municipales

JUAN ESTEBAN POVEDAJAÉN

El ex alcalde de Iznatoraf, Pedro González Magaña (PP), está citado en la Audiencia de Jaén para ser juzgado por un supuesto delito de prevaricación administrativa del que lo acusa el Fiscal, y por el que le pide doce años de inhabilitación. Según la acusación pública, le perdonó a la concesionaria de la piscina municipal ocho años de canon y luz (solo en canon ascendía a 8.000 euros anuales) como compensación de unas obras que ella había realizado en las instalaciones municipales.

Según el Fiscal, el 22 de mayo de 2015, el alcalde de Iznatoraf «por su cuenta, sin haberse sometido a debate ni haberse acordado en pleno u órgano corporativo municipal alguno, y a sabiendas y con omisión de las más elemantales formalidades», decidió compensarle a la concesionaria de la piscina municipal «la cantidad total que esta adeudaba» en concepto de canon anual (8.000 euros) y del consumo de energía eléctrica que la concesionaria había generado por el uso de la explotación de la piscina desde su inicio, el 16 de mayo de 2007, ocho años antes.

El alcalde justificó el perdón de la deuda por unas obras que la concesionaria habría realizado en la piscina. «Obras que de igual modo al descrito (sin someterse al procedimiento reglado) habían sido indebidamente autorizadas por el mismo acusado», añade el Ministerio Público.

El Fiscal entiende que estos hechos son constitutivos de un delito de prevaricación administrativa, por el que se piden 12 años de inhabilitación para empleo o cargo público.

Dos días después de la compensación de la deuda otorgada por el alcalde se celebraron elecciones municipales, a las que González Magaña no se presentó tras doce años en el cargo. Esos comicios los ganó el PSOE, que acabó denunciando al anterior regidor por el asunto de la piscina.