'Todos a una por Linares' lamenta que nadie recibiese a la población

Linarenses se concentran frente a las puertas del Palacio de San Telmo bajo una gran pancarta en la que se exigen soluciones urgentes para la ciudad de Linares y su comarca./
Linarenses se concentran frente a las puertas del Palacio de San Telmo bajo una gran pancarta en la que se exigen soluciones urgentes para la ciudad de Linares y su comarca.

Centenares de personas se concentran en Sevilla para exigir a la Junta de Andalucía que cumpla con la ciudad

JUAN JOSÉ GARCÍALINARES

Al igual que resultaron 'históricas' las dos manifestaciones masivas impulsadas por la Plataforma Ciudadana 'Todos a una por Linares', tanto en septiembre de 2017 como el pasado mes de mayo, la concentración celebrada ayer en Sevilla también permanecerá guardada en la memoria de muchos por su carácter reivindicativo y multitudinario. Centenares de linarenses (en torno al millar, según la organización de esta acción de protesta) viajaron desde su tierra natal hasta la capital hispalense para plantarse ante las puertas del Palacio de San Telmo, sede de la Presidencia de la Junta de Andalucía. Allí, haciendo sonar sus silbatos y hondeando sus banderas con los colores locales, alzaron fuertemente sus voces para exigir al Gobierno autonómico que cumpla lo aprobado en sede parlamentaria. Es decir, que se materialicen todos los puntos de la moción sobre la reindustrialización de Linares que Izquierda Unida llevó a la cámara regional y que recibió, en diciembre, el visto bueno unánime de todas las fuerzas con representación.

Los vecinos de la Ciudad de las Minas desplazados hasta Sevilla viajaron en más de una decena de autobuses y vehículos particulares. Madrugaron y pasaron varias horas en la carretera hasta llegar al punto de destino, pero lo hicieron con ilusión, fuerza, compromiso y siendo conscientes de que Linares necesita un cambio de rumbo para salir del pozo en el que se encuentra; precisa soluciones, ayuda urgente y una mano tendida por parte de las administraciones públicas. Linares requiere oxígeno para poder seguir respirando. Y todo ello fue lo que una pequeña parte representante de su población reclamó a gritos, en plena calle, y mediante unas 15.600 firmas registradas en San Telmo.

«Estamos muy satisfechos con el comportamiento de la gente y la respuesta de la ciudadanía. Sentimos que hemos cumplido con nuestro deber. Hemos hecho todo el ruido que hemos podido y ahora toca reflexionar y seguir trabajado. Estamos contentos por el desarrollo de la jornada, pero también un poco decepcionados por la actitud de la Junta de Andalucía, como cabía casi esperar. Todavía nos quedaba la esperanza de que, si no la presidenta de la Junta, al menos alguien nos hubiera recibido por sensibilidad con toda esta gente. Pero no importa, hemos vuelto a demostrar que Linares no se rinde», señaló Manuel Gámez, portavoz de la Plataforma 'Todos a una por Linares'.

Juan Fernández Alcalde de Linares «Esta es la manera de cómo se gobierna de espaldas a la ciudadanía y solo se la utiliza para pedir el voto».

Mensajes llenos de protesta

Con lemas del tipo 'Susana, escucha, Linares está en la lucha', 'Linares, unido, jamás será vencido', '¿Dónde están las empresas', 'Da la cara' o 'Linares no se rinde', la marea linarense se hizo notar en todo momento a lo largo de las dos horas que duró la concentración prevista frente a San Telmo. Los linarenses que acudieron a protestar ante la Presidencia de la Junta de Andalucía mostraron su más absoluta disconformidad en el momento en que fueron informados de que ni Susana Díaz ni nadie de su Gobierno recibiría a algún representante de la Plataforma o de la Corporación Municipal. El colectivo ciudadano se personó acompañado por el alcalde de la ciudad, Juan Fernández, y un amplio número de concejales de casi todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento, además de varios miembros de diferentes agentes socioeconómicos.

«No nos reciben ni unos ni otros. Esto solo demuestra que el Partido Socialista ya no lo es»

Así, se trató de transmitir una imagen de legitimidad social y política, pero ni por esas se consiguió el propósito de que algún representante de la Administración autonómica saliera a la calle a prestar oídos a los manifestantes linarenses y a sus interlocutores más directos. De nuevo, ausencia y callada por respuesta, según denunciaron desde la Plataforma 'Todos a una'. «Una vez en la puerta, preguntamos a los agentes de Policía que había allí si alguien nos iba a recibir. La Policía puso en conocimiento que estábamos, aunque no hacía falta porque se notaba. Y a los pocos minutos nos dijeron que no nos iban a recibir, que la presidenta estaba en otros quehaceres y tenía la agenda comprometida en otros temas. Sinceramente, no nos sorprendió», dijo Gámez.

«Ha abandonado a la ciudad y no atiende sus peticiones con soberbia»

Acto seguido, se procedió a entregar las firmas recogidas por la ciudadanía para registrarlas en San Telmo. El acceso se tuvo que hacer por la puerta lateral del palacio, ya que no se permitió entrar a través de la puerta principal de tan representativo edificio. Con esas más de 15.000 rúbricas, la población local reclama el cumplimiento de los diferentes compromisos que la Junta de Andalucía tiene con Linares, los cuales encuentran su precedente, tal y como recordó el alcalde, con la firma del Plan Linares Futuro, en 2011, con el que se puso fin a la factoría automovilística Santana Motor.

Manifiesto de la Plataforma

Otro de los puntos álgidos de la concentración fue, además del registro de las firmas, la lectura de un breve manifiesto por parte de Manuel Gámez, portavoz de la Plataforma Ciudadana 'Todos a una por Linares'. Un discurso con el que se vino a agradecer a cuantas personas se desplazaron a Sevilla, a los firmantes y voluntarios. Pero también sirvieron las palabras de Gámez «para recordar que Linares no pide limosna, sino exigir el obligado cumplimiento de lo pactado». Y también saber por qué aún no se ha mantenido una reunión entre la máxima dirigente política de Andalucía y el Ayuntamiento para ofrecer soluciones a los problemas que presenta la ciudad.

«No venimos de excursión, venimos a exigir lo que nos corresponde, a pedir por el futuro de nuestros hijos y el de nuestra ciudad, que ha sido siempre el motor de nuestra comarca. A raíz del cierre de Santana, motivada por una decisión política, se detuvo el corazón de Linares. El daño que causó el cierre de nuestro motor fue irreversible y solo la ayuda de las administraciones puede hacernos resurgir. Han pasado ya siete años plagados de promesas en los que la ciudad ha ido muriendo. No nos hemos rendido ni nos vamos a rendir. Señora Susana Díaz, los linarenses no queremos más, pero no nos conformamos con menos», manifestó Gámez, que recordó que la Iniciativa Territorial Integrada (ITI), «que debió ser para Linares, finalmente, será para toda la provincia, otra vez por una decisión política».

Reacciones a la protesta

Representantes de diferentes partidos políticos arroparon a los linarenses en su protesta en Sevilla. Es el caso de Mercedes Barranco, diputada por Jaén de Podemos Andalucía, quien criticó que «el desprecio que está mostrando Susana Díaz por la ciudad de Linares y la provincia de Jaén en general no tiene parangón». También definió como «desvergüenza total» que la presidenta «no haya sido capaz de recibir a los jienenses y linarenses que se han desplazado hasta el Palacio de San Telmo».

Así, Podemos exige a la Junta que cumpla sus compromisos con Linares en materia industrial y de infraestructuras. De otro lado, el secretario general del PCA Andalucía, Ernesto Alba, indicó que Linares es «un pueblo que lucha» y lamentó «su paro, precariedad y pobreza».

 

Fotos

Vídeos