Desarticulan en Linares y Castellón un grupo que envasaba al vacío kilos y kilos de 'maría' para Europa

Máquina de envasar al vacío, pistola, básculas y bolsas de 'maría' de la operación. /POLICÍA NACIONAL
Máquina de envasar al vacío, pistola, básculas y bolsas de 'maría' de la operación. / POLICÍA NACIONAL

Las investigaciones se iniciaron en diciembre, tras producirse una serie de robos con fuerza en chalets de la ciudad minera

Miguel Ángel Contreras
MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

La Policía Nacional dio ayer por desarticulada una organización criminal dedicada al tráfico de marihuana, deteniendo a once miembros, dos de ellos en Linares, cinco en Castellón y cuatro en Tarragona. Además, ha desmantelado un centro de envasado, donde se encargaban de ocultar la droga en palés con cerámica con huecos caleteados para ocultar la sustancia, y se ha incautado de 35 kilos de marihuana.

Las investigaciones se iniciaron en diciembre, tras producirse una serie de robos con fuerza en chalets de Linares. Tras varias gestiones, los agentes arrestaron a uno de los investigados cuando portaba un cargamento de nueve kilos de 'maría', lo que hizo sospechar que la organización estuviera dedicándose al tráfico de sustancias estupefacientes.

Las investigaciones lo confirmaron. La organización estaba asentada en parte en Linares, donde se cultivaba, se trataba, se recogía y envasaba la marihuana, la cual posteriormente era vendida a la otra rama de la organización, asentada en Vinaròs y Sant Carles de la Rápita (Tarragona). Desde estas localidades se desplazaban a Linares para la compra. Miembros de la organización acudían semanalmente desde Vinaròs hasta la ciudad minera en dos vehículos, uno actuaba como lanzadera y el otro transportaba la sustancia.

La Policía Nacional intervino en Vinaròs cerca de 25 kilogramos de marihuana en el vehículo de uno de los investigados, que habían adquirido ese mismo día en Linares.

En una nave situada en Vinaròs, los policías localizaron un centro de envasado, ocultación y caleteado para las sustancias estupefacientes, donde se intervinieron diez kilos de marihuana embolsada y prensada al vacío. Los agentes encontraron una envasadora, humificadores, calentadores, bolsas de vacío, mochilas para su ocultación, así como trece palés con cerámica y huecos caleteados, con una capacidad estimada para el transporte de sustancias que podría alcanzar los mil kilos de marihuana.

De esta manera conseguían que la droga se transportara prensada al vacío, ocupando el mínimo espacio y evitando que el olor pudiera provocar un posible control policial. Según las cantidades y el estado de la droga, perfectamente envasada al vacío y preparada para su consumo, los investigadores consideran que el destino final era su transporte y distribución a otros países europeos.

En los nueve registros realizados (tres de ellos en la provincia de Jaén) se han intervenido 35 kilos de marihuana empaquetados al vacío en bolsas de plástico, 1.425 euros en efectivo, una pistola y su cargador municionado con trece cartuchos blindados y varios vehículos.