120 mujeres y sus hijos 'se la juegan' en la provincia de Jaén

Entierro de Sara María de los Ángeles, la mujer asesinada por su ex pareja en Úbeda el pasado mes de septiembre./EFE
Entierro de Sara María de los Ángeles, la mujer asesinada por su ex pareja en Úbeda el pasado mes de septiembre. / EFE

Todas, junto a 125 niños, han estado acogidas por los recursos del IAM a lo largo de 2018 | El sistema de ayuda contra la violencia de género en Andalucía va desde lo más básico, el asesoramiento, a lo más complejo, garantizar la integridad de las víctimas

Lorena Cádiz
LORENA CÁDIZJAÉN

«No esuna cuestión de ideologías, se trata del cumplimiento de la Constitución y del Estado de Derecho». Este es el resumen de la respuesta que el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM) da tras reclamar que se elimine la partida prevista para financiar las ayudas contra la violencia de género, como requisito indispensable para apoyar la investidura en Andalucía.

«Desde el respeto a todos los grupos parlamentarios, recordar a estos que las leyes andaluzas de Igualdad y Contra la Violencia de Género han sido aprobadas por el Parlamento andaluz para dar cumplimiento al mandato constitucional y a los convenios europeos de carácter vinculante», afirman desde el IAM, desde donde dejan constancia del blindaje que tienen este tipo de ayudas.

consultas recibió hasta noviembre del año pasado el Instituto Andaluz de la Mujer, todas ellas relacionadas con violencia de género
Un 3% más que un año antes.
21
son los centros de información a la mujer que hay en la provincia.

«Son leyes estructurales, ajenas a cualquier ideología y sujetas a lo que marca la Legislación nacional e internacional. Garantizan el cumplimiento de la Constitución y del Estado de Derecho. Los grupos parlamentarios y el futuro Gobierno andaluz están obligados a respetar y hacer respetar ese Estado de Derecho».

Pero, ¿de qué ayudas hablamos? ¿Qué es lo que se está poniendo en cuestión estos días? La respuesta es que existe todo un entramado gestionado desde el IAM, que va desde lo más básico, el asesoramiento en la sede de la propia institución o en alguno de los 21 Centros Municipales de Información a la Mujer que hay repartidos por la provincia de Jaén, hasta lo más complejo, la acogida de las mujeres en riesgo extremo y sus hijos. Hasta finales de noviembre de 2018, que son los últimos datos públicos, se había acogido a 120 mujeres y a 125 menores en la provincia, en esa situación de riesgo extremo por la violencia de sus parejas o ex parejas.

En Jaén existe un centro de emergencia, una casa de acogida y un piso tutelado, que se paga con el dinero consignado para la lucha contra la violencia de género.

En 2018, en todos esos centros de información de la provincia se atendieron hasta 3.581 consultas relacionadas con malos tratos, un 3% más que un año antes.

Para las mujeres que no se atrevan o no puedan ir directamente a un centro de información, existe también un teléfono, que es el 900 200 999 y es un servicio gratuito y permanente, disponible durante las 24 horas, todos los días del año, día y noche. Está operativo para toda la comunidad autónoma, es anónimo y confidencial y el equipo humano que lo atiende está formado por personal especializado, que está ahí para resolver dudas.

El camino que debe de recorrer una mujer maltratada si decide ir un paso más allá del simple asesoramiento es largo y espinoso, por muchas ayudas que se ofrezcan, y que en muchas ocasiones se han planteado como insuficientes, pero existen y también se financian con esos fondos públicos.

Existe un servicio gratuito de asesoramiento jurídico a la hora de iniciar o seguir los trámites policiales, judiciales, sanitarios...

Igualmente se da asistencia psicológica a las mujeres víctimas de violencia de género. Hasta ahora solo se hacía de manera grupal con distintos enfoques, entre otros, fomentar la autonomía y el empoderamiento, es decir, para que las mujeres recuperen su autoestima y puedan coger las riendas de su vida tras haber sufrido malos tratos.

A esto se ha sumado, en los últimos tiempos, la atención psicológica individualizada tanto para las mujeres como para los hijos, y también para los hijos de mujeres asesinadas por sus parejas o ex parejas.

Adolescentes

En las adolescentes víctimas de violencia de género en la provincia es donde el IAM ha centrado sus esfuerzos en los últimos años, debido al considerable crecimiento de casos de violencia machista en los últimos años.

A esas chicas se les da un apoyo psicológico y a sus padres una orientación para que entre todos puedan superar lo ocurrido. En la provincia de Jaén, a lo largo de 2018 se ha llevado a cabo ese programa con un total de 23 chicas, de las cuales, 13 de ellas llegaron nuevas ese mismo año y el resto reciben asistencia desde antes. Ya hemos hablado del sistema de acogida en las situaciones más graves. En Jaén se ofrecen las tres fórmulas de acogida que existen: centro de emergencia, casa de acogida y piso tutelado.

Un centro de emergencia, tal y como lo define el propio IAM, es un lugar en el que de manera temporal se presta atención integral y protección a las mujeres en situación de violencia de género y a los hijos e hijas que les acompañan, garantizándoles una acogida inmediata.

Una casa de acogida es un centro residencial formado por unidades independientes de alojamiento y espacios de uso común, que dan atención integral a la mujer y a sus hijos, al mismo tiempo que permiten su autonomía.¡ Mientras están acogidas se trabaja con ellas a todos los niveles para que puedan superar lo que han vivido.

Y luego están los pisos tutelados, que son un servicio de viviendas unifamiliares independientes, cedidas temporalmente. Están ubicados «en edificios y zonas normalizadas» y están destinados a ofrecer una vivienda temporal a las mujeres víctimas de violencia de género y a sus hijos hasta que dispongan de medios con los puedan vivir de forma autónoma. El acceso a este recurso se llevará a cabo después de haber pasado por una casa de acogida y si su situación así lo aconseja.

Otra rama de la atención a la violencia de género son las ayudas económicas, que están dirigidas a contribuir a su recuperación social y psicológica y a facilitar la autonomía de las mujeres acogidas , que carezcan de ingresos económicos o estos sean inferiores al Salario Mínimo Interprofesional.

La sede central del Instituto Andaluz de la Mujer está en la calle Hurtado, en Jaén capital, y hay centros municipales de información a la mujer en Alcalá la Real, Alcaudete, Andújar, Arjonilla, Baeza, Bailén, Castellar, Cazorla, Huesa, Jódar, La Carolina, La Puerta de Segura, Linares, Marmolejo, Martos, Porcuna, Torredelcampo, Torredonjimeno, Úbeda, Villacarrillo, y Villanueva del Arzobispo.

 

Fotos

Vídeos