Narbona alerta del riesgo de la «extrema derecha» y del acuerdo a tres bandas

Narbona y Valverde, ayer, en la plaza de las Velas./
Narbona y Valverde, ayer, en la plaza de las Velas.

La presidenta federal del PSOE conmina a las fuerzas políticas del centroderecha a que «se definan» y digan cuáles serán sus posibles socios

F. L. C.Almería

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, respaldó ayer a la candidata a la Alcaldía de Almería de su partido, Adriana Valverde, en el transcurso de una jornada en la capital en la que, además, apeló «a mantener alta» la movilización «que se logró en las elecciones generales del 28 de abril» de cara a «combatir» el riesgo que supone el avance de la extrema derecha. Narbona subrayó y destacó que el apoyo brindado a la candidatura encabezada por Adriana Valverde para gobernar en el Ayuntamiento de Almería tiene consigo detrás «la satisfacción de que el PSOE fue el partido más votado en estas elecciones generales en Almería» y el hecho de que «ha recuperado una conexión muy importante con la ciudadanía».

A partir de ahí, la presidenta federal del PSOE puso el acento en la importancia que tiene que, además de en las elecciones municipales, la ciudadanía vote para el Parlamento Europeo teniendo en cuenta «los riesgos que existen aquí, en Andalucía, en España y en la Unión Europa respecto del avance de la «extrema derecha», de partidos populistas y xenófobos». «Es un riesgo que hay que combatir teniendo muchos eurodiputados progresistas», remarcó aludiendo al avance de Vox.

Es más, Narbona conminó a las fuerzas políticas concurrentes a que «se definan» con respecto a Europa y con respecto a posibles pactos con la derecha más conservadora. A su juicio, no obstante, «se definen solos cada vez que abren la boca o, aquí, en la Junta de Andalucía». «No olvidemos que si el PP y Ciudadanos están gobernando es porque tienen el apoyo de Vox, que va a condicionar el apoyo al presupuesto y que está condicionando también políticas muy importantes desde el punto de vista social», incidió.

«Las políticas de violencia de género o de recuperación de nuestra Memoria Histórica son señas de un proyecto progresista, que está en riesgo por la derechización de partidos que, ahora, quieren insistir mucho en que son de centro o moderados», advirtió. En ese marco, también defendió Narbona los derechos del colectivo LGTBI en el Día Internacional contra la Homofobia y Transfobia. «Con una mayoría progresista no hay ningún riesgo» y, al contrario, afirmó que van «a seguir avanzando» frente a los planteamientos que está haciendo la derecha y la ultraderecha en Madrid, por ejemplo, donde abogan por acotar la Fiesta del Orgullo a la Casa de Campo.