«¿De qué sirve un ministro de Almería? Prefiero a un ministro comprometido»

Javier Aureliano García posa en Balanegra, el municipio más pequeño de la provincia de Almería -con apenas 68 habitantes-./
Javier Aureliano García posa en Balanegra, el municipio más pequeño de la provincia de Almería -con apenas 68 habitantes-.

Javier Aureliano García Candidato al Congreso de los Diputados por el PP

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

Javier Aureliano García nació en Balanegra en 1976. Responde a IDEAL días antes de que el infortunio le llevara a perder a su madre de forma repentina. De ahí que el diálogo sea absolutamente desenfadado.

-¿Se ha pensado esto de irse a Madrid? Mire que allí no hacen migas cuando llueve...

-La verdad que no lo había pensado de esa manera (risas). Mi compromiso es con la provincia de Almería y con los almerienses. Yo siempre estará a disposición de mi partido, de mi presidente, Gabriel Amat y del futuro presidente del gobierno de España, Pablo Casado.

-¿Prefiere los callos a la marraná de pulpo?

-Soy de buen comer. Me gusta todo y más si es de nuestra tierra que tiene unos productos de primera y unos cocineros que los saben combinar a la perfección. Además, en un año tan importante para Almería como éste en el que somos 'Capital Española de la Gastronomía' creo que tenemos que presumir de nuestros productos, de la marca Sabores Almería y de nuestro sector hostelero.

-En menos de un mes estará usted en dos papeletas: las generales, que son los callos, y las locales, que es la marraná. ¿Por qué este mejunje de cocina fusión?

-Cuando tienes buenos ingredientes da igual cómo los combines que el resultado va a ser siempre bueno. Y eso es lo que le pasa al PP, que tiene un equipo comprometido y que da valor y seguridad a la provincia.

-El presidente de su partido en Andalucía, Juanma Moreno, impuso la máxima de 'una persona-un cargo'. Así que tendrá que elegir...

-Yo siempre he estado a disposición de mi partido y me he entregado en cuerpo y alma en cada una de las responsabilidades que he tenido. Mi premisa será siempre defender los intereses de mi tierra donde esté.

-Pero, ¿por qué opta a los dos?

-Cuando llegue el momento haré las valoraciones que tenga que hacer; ahora, insisto, estoy al servicio de los almerienses y de los 103 municipios.

-Qué está más lejos, ¿Madrid de Almería o Almería de Madrid?

-Los kilómetros, desde luego, son los mismos. Siempre que ha gobernado el PP, a la provincia de Almería le ha ido bien. Y con Pablo Casado nuestra provincia ocupará el lugar destacado que merece porque las distancias se acortarán como lo ha hecho Juanma Moreno con Andalucía.

-¿Ve usted a Sonia Ferrer rompiendo España?

-Sonia Ferrer es la representante en Almería del Gobierno de Sánchez, que no ha dudado en rendir pleitesía a los independentistas, los batasunos y a los que quieren acabar con la unidad, cohesión y fortaleza de España. Después de ver a Pedro Sánchez y al PSOE en bloque aprobar la congelación de las pensiones, creo que nada podría sorprenderme en la provincia.

-¿Por qué se ha crispado tanto la campaña?

-Cuando no tienes un proyecto que da valor y seguridad a España solo les queda hacer ruido. Nuestro partido cuenta con un programa serio que da certidumbre. Y en eso estamos centrados, en dar a conocer a los almerienses las propuestas.

-¿Pensó alguna vez que el PP gobernaría la Junta?

-Si no lo pensáramos, no nos presentaríamos a las elecciones. Andalucía necesitaba un cambio y aire fresco tras cerca de 40 años de asfixia socialista. Nuestro presidente Moreno ha traído ese cambio y en tan solo 100 días ya ha puesto en marcha las medidas que anunció, como la supresión del impuesto de sucesiones y el plan de choque contra las listas de espera.

-Usted ha gobernado en coalición y en mayoría absoluta. ¿Qué pros y qué contras tienen uno y otro?

-Si la capacidad de diálogo es buena, la diferencia es mínima. La sociedad reclama diálogo, entendimiento y consenso en los grandes temas políticos, de hecho con mayoría absoluta en la Diputación Provincial como la tenemos, el equipo de gobierno del PP ha consensuado las grandes medidas puestas en marcha desde que soy presidente.

-El siguiente gobierno -si es que lo hay- será de coalición. ¿Con quién se vería usted mejor gobernando?

-El PP sale a ganar estas elecciones, lo que tenemos claro es que no vamos a negociar con Pedro Sánchez ni con el independentismo.

-¿Qué opinión le merece Vox?

-Las nuevas marcas están basadas en el personalismo de sus líderes nacionales. Los almerienses no conocen a los candidatos, no conocen sus propuestas y no saben cuál es su experiencia al frente de las instituciones. Estos partidos no cuentan con la estructura suficiente para dar la solidez, el valor y la seguridad que necesita la provincia.

-Lleva unos cuatro meses al frente de la Diputación. Sea malo, confiese algo de la herencia recibida.

-Gabriel Amat ha sido el mejor presidente que ha tenido la Diputación. La herencia que recibo es la de la buena gestión, de hecho la Diputación Provincial ha sido reconocida a nivel andaluz como la Institución más inversora de toda Andalucía. Mi labor ahora es continuar.

-Si tuviera un ministerio, ¿cuál le gustaría?

-El mejor ministerio es aquel que cumple sus compromisos con Almería.

-Bueno, pues cuál le sentaría mejor.

-No se trata de tener a un almeriense al mando para que a la provincia le vaya bien. Hay ministros que presumen ser de Almería y sólo pasan por aquí en campaña para rebajarnos la ayuda comprometida del Hospital o paralizar la aportación al Museo Pérez Siquier. ¿De qué le ha servido al candidato socialistas ser de Almería? Prefiero ministros comprometidos, sean de donde sean.

-Nació en Berja, pero ahora es usted de Balanegra. En parte gracias a Mercedes Tapia, la exalcaldesa pedánea. ¿Es algo así como la Puigdemont del Poniente?

-Mi casa está en Balanegra, me he criado allí y mi familia y mis raíces están allí y siempre hemos vivido con naturalidad nuestra conexión con Berja. El pueblo fue creciendo y era mucho más operativo que se gestionara como municipio propio. La relación era buena, una armonía muy lejana a Puigdemont.

-¿Le ha sentado bien la independencia?

-A lo largo de la historia de la provincia la cartografía almeriense ha cambiado mucho y municipios como El Ejido daba sus primeros pasos alejado de Dalías, Benínar se integraba en Berja, Darrícal se incorporaba a Alcolea y el más reciente, el de Balanegra, se constituía hace apenas tres años. Estos cambios nos han hecho lo que somos.