Cuatro orejas y un rabo para El Fandi

Los dos toreros abandonaron la plaza a hombros. /ENRIQUE
Los dos toreros abandonaron la plaza a hombros. / ENRIQUE

Álvaro Lorenzo, con tres orejas, acompañó a hombros al granadino por la puerta grande del coso, donde ayer se vivió un gran espectáculo. La plaza de toros de Castellar registró una gran entrada, rozando el lleno absoluto

ÁNGEL A. DEL ARCO CASTELLAR

No es muy grande la plaza de toros de Castellar, quizás no lleguen a las dos mil localidades, pero pocas entradas debieron de sobrar en taquillas para que se pusiera el cartel de 'No hay billetes'. Aparentaba el coso taurino un lleno total, con un gran ambiente, ganas de diversión y de aplaudir todo lo que se hiciera en el ruedo, fuera lo que fuera, habiendo como en botica, un poco de todo.

Había gustado mucho y despertado gran interés el cartel del mano a mano confeccionado por la empresa Úbeda Toros. Enhorabuena a los empresarios porque han acertado de pleno este año en Castellar. Un ciclo amplio, con muchos atractivos y sobre todo variado, con presencia de figuras del toreo, el futuro de la fiesta visto en la novillada sin picadores de mañana martes y rejoneo.

MÁS DATOS

Plaza
Plaza de toros de Castellar. Corrida de toros con motivo de las ferias y fiestas.
Entrada
Excelente entrada con casi lleno en los tendidos del coso taurino.
Ganadería
Se lidiaron cuatro toros de la ganadería de Araúz de Robles. Tuvieron los astados una buena presencia, teniendo un juego variado, mansa, aunque salvo el primero que sacó genio, manejables. El primero fue devuelto por flojo y sustituido por otro del mismo hierro.
Cartel
'El Fandi', dos orejas y dos orejas y rabo. Álvaro Lorenzo, oreja tras aviso y dos orejas.

Un poco de todo para un pueblo que es taurino y siente el toreo como algo imprescindible para sus fiestas de cada año. Extensible la enhorabuena para el Ayuntamiento por su compromiso y entrega a favor de la tauromaquia sin olvidar a los habitantes de Castellar que con su presencia hacen posible que año tras año, al igual que en toda la provincia, los festejos taurinos sean protagonistas de sus fiestas.

Otro de los alicientes de la corrida fue la presencia de los toros de Araúz de Robles. Ganadería que tuvo un gran prestigio en tiempos pasados, teniendo una gran relevancia en las grandes ferias y mejores carteles, viniéndose abajo poco a poco, sin saber muy bien él porqué, aunque entendemos que las exigencias de las figuras hicieron que los toros de esta ganadería fueran desapareciendo poco a poco de la circulación de las ferias. Nos sorprendió la inclusión de estos toros en el cartel de Castellar, alegrándonos de nuevo su presencia en un cartel de relumbrón.

'El Fandi', todo espectáculo

No empezó bien la corrida. El primer toro de Araúz de Robles fue devuelto por manifiesta flojedad de manos, su sustituto del mismo hierro sacó genio y complicaciones en los primeros tercios, tirando de ofició el granadino 'El Fandi' para lucirse en banderillas, en tres buenos pares, aprovechándose de las querencias.

Con la muleta, a base de una técnica precisa, anduvo sobrado, destacando sobre todo en una serie al natural, abusando de molinetes y pases de pecho. Mató rápido, que no bien, cortando dos orejas algo benévolas.

Espectáculo total del diestro nazarí con el tercero de la tarde, sacando todos sus recursos en todos los tercios. Lanceó rodilla en tierra en el recibo, lo llevó al caballo 'galleando', formó un alboroto importante en cuatro soberbios pares de banderillas y siguió de la misma guisa con una completa faena de muleta. Todo muy 'Fandi', derechazos, naturales, molinetes, pases de pecho, de rodillas, desplantes... y una gran estocada de efectos rápidos. Dos orejas y rabo ante el alborozo general de un tendido entregadísimo.

Fue manso y rajado el segundo de la tarde que le cupo en suerte al toledano, Álvaro Lorenzo. Las verónicas, aunque sueltas tuvieron buen corte, aunque lo mejor del joven diestro vino con la muleta, firmando una gran faena que desgraciadamente para él no coronó con los aceros. Poderoso fue el inicio de faena con muletazos por bajo, muy toreros. Le siguió un toreo en redondo en el que destacó por la largura de los muletazos y la ligazón de las series, aunque los mejor llegó al natural, donde bordó el toreo en un par de series que tuvieron largura, temple, mando y ritmo. Tuvo el toro buen son, algo que aprovechó el toledano en una faena grande que no tuvo el colofón a la hora de la suerte suprema, sumando dos pinchazos antes de la estocada, que cayó baja definitiva, cortando, a pesar de eso, una oreja a tan importante labor.

No hubo nada destacable en los primeros tercios con el último de la tarde, si acaso, una fuerte voltereta del toro que lo dejó mermado. No fue un toro bueno, rebrincado, manso y con querencia a tablas. Anduvo firme Lorenzo en los primeros compases, para a continuación, intentar ligar los muletazos sobre ambos pitones, algo que consiguió, pero de uno en uno, faltándole emoción al trasteo, aunque eso poco importó al público, que también se entregó con el joven Álvaro Lorenzo. Sin duda nos gustó este torero, consiguiendo los mejores muletazos de la tarde.

Mañana, Baeza

Mañana martes se celebrará la corrida de toros aplazada el pasado sábado por la lluvia en Baeza. El cartel no ha sufrido ningún cambio, lidiándose toros de la ganadería de Fernando Sampedro para una terna compuesta por el torero valenciano Román, el extremeño Ginés Marín y el sevillano Pablo Aguado.

El festejo se enmarca en la ferias y fiestas en honor a la Virgen del Alcázar y sirve de presentación para la nueva empresa gestora del coso del 'Vivero', 'Valentauro'.

El pasado sábado no se pudo celebrar la corrida debido a una fuerte tormenta que descargó con fuerza, escasamente una hora antes del festejo, dejando el ruedo impracticable para la celebración del festejo taurino. La expectación en torno al cartel era bastante alta, siendo acogido con mucho interés por la afición baezana, que habían acudido en un número alto a las taquillas del coso taurino. Ahora se recupera la corrida, celebrándose mañana, esperemos que esta vez sin lluvia, alternando tres toreros jóvenes que están llamados a ser protagonistas en los próximos años.

Villanueva del Arzobispo

La empresa Úbeda Toros, cuyos gerentes y responsables son los taurinos Paco Delgado y Alfonso Moya, ha cerrado el cartel de la corrida de toros de la feria y fiestas en honor a la Virgen de la Fuensanta, corriéndose toros de la ganadería de Sancho Dávila para una terna formada por los extremeños Miguel Ángel Perera y Ginés Marín, cerrando la terna el torero madrileño del barrio de Barajas Alberto López Simón

Cartel interesante y variado con tres toreros distintos pero muy del gusto de los aficionados, recordando que los tres están haciendo una gran temporada, contando sus actuaciones por triunfos y puertas grandes.

También en Villanueva del Arzobispo el próximo 1 de septiembre se celebrará el IV Pregón Taurino que sirve de antesala de la corrida de toros con motivo de las ferias y fiestas en honor a la Virgen de la Fuensanta. En la edición de este año, el pregón correrá a cargo del crítico taurino, abogado y escritor José Luis Marín Weil, siendo presentando por el actual presidente de la Federación Taurina de Jaén y anterior pregonero, Lope Morales.

El pregón taurino, como en años anteriores se celebrará en el ruedo de la plaza de toros, en un ambiente agradable y sobre todo taurino.

José Luis Marín Weil es abogado de profesión y crítico taurino por devoción, ejerciendo su opinión en su página taurina de Internet 'Jaén Taurino', dónde repasa la actualidad taurina de nuestra provincia, incluyendo también sus colaboraciones en otros medios.

Gran aficionado a la Fiesta de los toros, también a la caza, es fácil encontrarlo en cualquier reunión o plaza de toros disfrutando de su gran pasión.

Fotos

Vídeos