Tratan de frenar un desahucio en Villatorres «por 1.900 euros»

El alcalde y vecinos a las puertas de la casa acompañando a la pareja durante el lanzamiento de ayer./IDEAL
El alcalde y vecinos a las puertas de la casa acompañando a la pareja durante el lanzamiento de ayer. / IDEAL

Un centenar de vecinos acompañan a un hombre y a una mujer a su vivienda para evitar que fueran desalojados

R. I.Jaén

En la calle por 1.900 euros. Así es como Vicente Guijarro y Carmen Crespo se quedaron ayer cuando la comisión judicial procedió a su desahucio por impago de alquiler en Villargordo, un alquiler sin opción a compra de 400 euros, «impuesto por una entidad bancaria desde 2014 y del que ya había abonado cerca de 20.000 euros, sin saber en ningún momento las condiciones reales de un contrato en el que se observan presuntas irregularidades», según señala en un escrito Miguel Manuel García, alcalde de Villatorres.

A día de hoy, «por el impago de tres mensualidades, alrededor de 1900 euros, el banco los echa de su casa». Desde hace tiempo ambos estaban luchando por mantener lo que ha sido su hogar, acarreándole incluso a Vicente graves problemas de salud, llegando a sufrir un ictus, según añade el primer edil.

Durante este tiempo han contado con la ayuda de algunos vecinos de la localidad, en especial de Bartolomé Mateos, miembro de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) y de la HOAC y que ha actuado como intermediario y portavoz de la familia. Y la colaboración unánime de la corporación del Ayuntamiento de Villatorres y el Consejo Municipal de Asuntos Sociales.

Durante los últimos meses se han mantenido numerosas reuniones con la entidad bancaria y diferentes administraciones pero no han llegado a dar sus frutos. «Sólo reclaman lo que consideran de justicia y que no es otra cosa que el banco les pueda facilitar un alquiler asequible con una opción de compra en el futuro, que respeten el valor real de la vivienda y que le reconozcan todo el dinero que llevaban invertido en la misma», incide García.

Ayer los vecinos de Villatorres quisieron demostrarle a Vicente y Carmen que no están solos, acompañándolos en la puerta de su casa durante todo el tiempo que duró el lanzamiento. Y posteriormente manifestándose para exigir que anulen la orden de desahucio hasta que no se esclarezca el contrato y no se le ofrezca una propuesta real para poder recuperar su casa.

«Por desgracia existen otros casos que requerirán igualmente del empuje y el apoyo de toda la ciudadanía, y que lo vivido en el día de hoy sirva como ejemplo para animar a otras familias que estén pasando por una situación similar a que pidan ayuda y confíen en las instituciones públicas», señaló el alcalde. «Esto no acaba aquí, seguiremos luchando por recuperar lo que todavía sigue siendo su hogar», adelanta.