La Semana Santa de Orcera acrecienta su renombre

Salida de la Borriquilla de la iglesia de la Asunción. /J. C. G.
Salida de la Borriquilla de la iglesia de la Asunción. / J. C. G.

Este año el pregón se trasladó al Teatro Emilio de la Cruz y las cofradías profundizan en su renovación

JOSÉ CARLOS GONZÁLEZOrcera

La Semana Santa de Orcera sigue acrecentando su pujanza y renombre con la introducción de novedades y reformas. Este año, el cartel recoge el paso de La Borriquilla escoltada por los embriagadores pinos serranos.

Esta imagen va a ser restaurada por el gran deterioro que presenta y que por ello, el pasado domingo no ascendió hacia la zona del Hogar del Jubilado y bajó hasta la zona del álamo gordo (cerca del cuartel de la Guardia Civil) en un desfile, donde la imagen estuvo acompañada por el cortejo de ramos de olivo y palmas (bendecidas por el párroco Juan Mena), por el candor de niños y niñas cofrades de la localidad ataviados de hebreos y el sonido de cornetas y tambores de los soldados romanos.

La talla de la Borriquilla la esculpió el insigne escultor valenciano Pío Mollar en 1940 para la Semana Santa de Úbeda (es descomunal la aportación de este imaginero en Andalucía) y fue comprada por vecinos de etnia gitana en Orcera para su Semana Santa a principios de la década de 1950. Desapareció en varias ocasiones y ya se consolidó en la Semana Santa orcereña en el año 1981 cuando se creó la Cofradía.

Pregón

El ingeniero de Telecomunicaciones, Anastasio Sánchez Bernal, ofició el pregón de la Semana Santa de Orcera el pasado sábado, que por primera vez se celebró en el Teatro 'Emilio de la Cruz'. Tras varios viajes por la geografía nacional y por el extranjero, Anastasio fijó su residencia en Orcera, donde se casó y ha formado su familia, tras ser designado responsable de la construcción y puesta en funcionamiento de un Centro de Sistemas de Pruebas No Tripulados en Villacarrillo.

Este jienense de nacimiento y serrano de corazón, derramó su sentimiento cofrade por su pertenencia a la Cofradía del Cristo de la Expiración de Jaén. Sus hijas son hermanas cofrades del Santo Entierro de Orcera. Anastasio Sánchez describió los 10 pasos que procesionan en la Semana Santa orcereña. Fue haciendo un chequeo en cada descripción de las procesiones de lo que debe ser la vida de un cristiano en el día a día y alentó a la juventud a seguir fortaleciendo la Semana Santa de Orcera «un emblema de la localidad que trasciende de sus fronteras», dijo. Resaltó la procesión del Encuentro en la mañana del Viernes Santo, porque un año, su hija Carmen encarnó al ángel que con sus célebres palabras consiguen doblegar las lanzas de los soldados romanos que tratan de impedir el cruce entre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores.

El pregonero recordó como en la casa de sus suegros Pepe Zorrilla y Alicia Quijano se entregaban a las tradiciones y la típica gastronomía de la zona y narró la impactante procesión general del Viernes Santo por la tarde «donde los cofradías y sus penitentes ofrecen un colorido». Quiso acompañar en su aclamación a la Soledad de la Virgen en la noche del Viernes Santo «tanto desconsuelo tendrá su semilla», que germinó en la Resurrección de Jesús que culmina la Semana Santa de Orcera. Sus palabras estuvieron intercaladas por los marchas procesionales de la banda sinfónica La Inmaculada de Arroyo del Ojanco, que en su participación exitosa en certámenes internacionales le dan celebridad a la cultura serrana y provincial.

El presidente de la Unión Local de Cofradías de Orcera, José Carlos del Moral, apuntó las novedades de este año como la bendición de las potencias del Cristo de la Fraternidad y de Jesús Nazareno, la aportación de simbología y las colgaduras de los balcones. Esta noche de Martes Santo se celebra el tradicional Vía-Crucis por el casco antiguo de la localidad con el Cristo de la Fraternidad, uno de los actos más genuinos de la Semana Santa de Orcera, que dará paso a unos días intensos y solemnes.