Dos perros de gran tamaño atacan a un joven en Castillo de Locubín

Los dos perros en la calle tras romper la malla metálica y escaparse./
Los dos perros en la calle tras romper la malla metálica y escaparse.

Los canes, cuyo dueño está en la cárcel, se escaparon del domicilio de su cuidadora rompiendo una tela metálica de seguridad

MIGUEL ÁNGEL CONTRERASJaén

Susto mayúsculo «que pudo ser mucho peor». Dos perros de gran tamaño, uno de ellos de las especies consideradas hasta hace poco como potencialmente peligrosas (ppp), atacaron a un joven de 18 años de Castillo de Locubín, causándole heridas leves en una pierna. La Policía Local y la Guardia Civil tuvieron que intervenir para evitar «que pudiera ser peor el ataque», después de recibir la llamada de los vecinos al ver a los perros solos, sueltos, por las calles de la localidad.

Los dos canes se habían escapado de la casa de su dueña, frente al Ayuntamiento de Castillo de Locubín. Ella se encarga de cuidarlos mientras su propietario, pareja de esta, en la cárcel, según señalan fuentes cercanas. Los animales rompieron la tela metálica de seguridad y escaparon del domicilio.

La Policía recibió la llamada de los vecinos y acudió en busca de los canes. Justo a tiempo. En ese momento el perro, «que se había acercado al estar comiendo chucherías el joven», estaba junto a este, «comenzando a morderle la pierna y la zapatilla». Hizo falta la presencia de la Policía Local y la Guardia Civil para intervenir y separar al can y devolverlos a su domicilio y a su responsable actual. Los hechos ocurrieron el lunes en torno a las 19:00 horas.

Quejas de los vecinos

«Pudo ser mucho peor, pero ha quedado sobre todo en un susto», explican desde la Policía Local de Castillo de Locubín, habiendo recibido en los últimos tiempos multitud de quejas de los vecinos por los ladridos de los animales, un Pastor Alemán y un Bull Terrier.

Por sus características deberían salir a diario y con las medidas de seguridad pertinentes, incluido el bozal, algo que según los vecinos no sucede.

Desde las asociaciones de animales se insiste en que no hay razas peligrosas de por sí, sino que «son los dueños» los culpables en gran medida por la falta de cuidados y la educación que dan al perro.

Este pasado domingo la plataforma 'Unidos en apoyo a las razas PPP', junto a diferentes asociaciones de toda España, convocó manifestaciones en diversas ciudades españolas para apoyar a las razas «mal catalogadas» como 'ppp'. El objetivo de estos actos, según informó la plataforma, es que se elimine la clasificación de 'perros potencialmente peligrosos' basada en la raza o características físicas, dejando únicamente la clasificación basada en antecedentes.

Según explicaban los convocantes, la actual ley «no ofrece ningún tipo de protección a las personas, ni protege a los animales de ciertas personas».

Las razas consideradas según la última ley como ppp son American Staffordshire Terrier, Bullmastiff, Dóberman, Dogo Argentino, Dogo de Burdeos, Mastín Napolitano, Fila Brasileiro, Pit Bull Terrier, American Pit Bull Terrier, de Presa Canario, Rottweiler, Tosa japonés, Staffordshire Terrier y Bull Terrier.