¿Y si plantamos pistachos?

Rama de un pistacho, con sus sabrosos frutos secos, es vista en una zona rural de Bahreman (Irán)  /
Rama de un pistacho, con sus sabrosos frutos secos, es vista en una zona rural de Bahreman (Irán)

El pistacho se abre paso con la plantación en otoño de unas 10.000 plantas en distintos puntos de la provincia

EUROPA PRESS jaén

El pistacho se abre paso de Jaén como cultivo alternativo al olivar. El próximo otoño está prevista la plantación de entre 10.000 y 12.000 ejemplares en distintos puntos de la provincia.

Así lo ha indicado a Europa Press Julián Navarro, el presidente de la Asociación de Productores de Pistacho del Condado impulsada hace unos meses por agricultores de esta zona para potenciar este fruto seco, "ahora poco introducido" en territorio jiennense, donde "sólo existe una explotación adulta en Peal de Becerro".

"Llevo cuatro años estudiando el tema y decidí tirar para adelante. Lo comenté con otros agricultores, también un poco quemados por el precio del aceite, y se unieron, de manera que dimos forma a la asociación que tiene ya presencia en otras poblaciones con un centenar de socios", ha explicado para añadir que han ofrecido charlas sobre las ventajas y posibilidades del pistacho.

Al respecto, ha destacado que "se adapta perfectamente a Jaén", puesto que requiere frío en invierno, bastante calor en verano y baja humedad relativa. Además, su campaña "no coincide con la del olivar", sino que se recoge "desde mediados de septiembre, por lo que se podría encadenar una con otra", a lo que se suma que la "maquinaria es la misma, por ejemplo, con vibradoras personales y de paraguas".

A ello se une el "alto precio", según ha resaltado Navarro, quien ha precisado que en Europa, por su clima más húmedo, sólo se puede producir en la mitad sur de España, mientras que países como Alemania, Holanda o Bélgica "son grandes consumidores y lo importan de Irán y Estados Unidos, principalmente".

"Son ventajas que no deberíamos desaprovechar", ha apostillado. Por eso, se pusieron manos a la obra y, junto a su constitución en asociación, han visitado explotaciones que están a pleno rendimiento en lugares como Antequera y Ciudad Real. También cuentan con el asesoramiento de un ingeniero especialista en este fruto, que pretenden cultivar aprovechando terrenos libres e intercalándolo en aquellos olivares con un "marco amplio, de diez o doce metros".

Así las cosas, el siguiente paso será la plantación el próximo otoño de entre 10.000 y 12.000 plantas que ya tienen reservadas en viveros, lo que supondrá "una importante inversión, ya que cada una cuesta entre ocho y diez euros". Se plantarán en diversos puntos de la provincia, auque las poblaciones donde se prevé una mayor concentración son Navas de San Juan, Santo Tomé, Villacarrillo y Vilches.

La recolección llegará "al cuarto o quinto año, en función de las condiciones meteorológicas", según ha apuntado el presidente de la asociación que, junto a su labor de asesoramiento e información, se marca como "segundo paso" la creación de una sociedad agraria de transformación.