Puerta de Castro dispondrá de un acerado que la unirá con Santa Ana

Tortosa y Rascón junto a otros concejales municipales./ENRIQUE
Tortosa y Rascón junto a otros concejales municipales. / ENRIQUE

Así lo anunció el concejal Francisco Javier Tortosa, que acudió a la zona junto con el arquitecto Rafael Rascón, que detalló la obra

A. GARRIDO

Los vecinos de la urbanización Puerta de Castro de Linares podrán discurrir con normalidad hacia la barriada de Santana. En próximos días comenzarán las obras de empalme del acerado entre ambos puntos, tal y como el propio concejal de Obras del Ayuntamiento de Linares, Francisco Javier Tortosa, anunció. «Hemos tenido que acudir al delegado de Carreteras para que nos diera su permiso, puesto que este terreno es de su propiedad. Ésta es una intervención muy necesaria y reivindicada por parte de los vecinos que se ejecutará con una empresa que sacaremos a concurso, puesto que los medios del área de Obras no son suficientes para ello», informó.

La urbanización Puerta de Castro pertenece al sector 22 y tiene dos fases, la ya ejecutada y la siguiente que es la del olivar que posee una propiedad que es la que debería desarrollar urbanísticamente la unión de esta urbanización con la barriada de Santa Ana. Tal y como el propio arquitecto, Rafael Rascón, detalló «la solución técnica que se ha decidido es utilizar la zona de dominio público de la carretera porque esta franja no es una calle, es la carretera de competencia autonómica, la A-312 de Linares a Beas de Segura. Por lo tanto, tuvimos que hacer gestiones con la delegación provincial de la Consejería».

Intervención

En cuanto a la obra en sí, el colegio de Santa Ana se unirá a la urbanización Puerta de Castro con un acerado de una longitud de 220 metros con 2 metros de anchura. Además, llevará unas medidas para limpiar la cuneta y para la recogida de agua, así como una protección metálica de barandilla o vionda. Aún se desconoce cómo se realizará porque se está trabajando en el componente económico. Respecto a la dificultad, Rascón explicó que «la solución técnica es aceptable, pero estamos intentando rentabilizar el esfuerzo económico y que la solución sea duradera. Por eso, vamos a emplear prefabricados de hormigón para mayor resistencia y solidez, siempre bajo la supervisión de la Dirección General de Carreteras».