Este contenido es exclusivo para suscriptores

Suscripción Semestral + 2 Entradas Cine Megarama (valoradas en 13,60euros), ahora por 24'95euros

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

La guerra del agua en Jaén acecha de nuevo al olivar

Vista aérea de una instalación de riego con placas solares./POVEDA
Vista aérea de una instalación de riego con placas solares. / POVEDA

Confederación intenta sofocar una rebelión de regantes y alcaldes en plena época electoral | Dudas sobre los riegos extraordinarios este año en 15.000 hectáreas mientras se legalizan concesiones solicitadas hace dos décadas

Juan Esteban Poveda
JUAN ESTEBAN POVEDAJaén

«Habrá agua», afirmó tajante el presidente de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, Joaquín Páez, antes de entrar el martes a una reunión con alcaldes de la provincia de Jaén, a los que intentó «tranquilizar». En vano, porque no cesa el ruido de sables y movilizaciones en torno a las concesiones pendientes de 60.000 hectáreas y los riegos extraordinarios de primavera y verano para unas 15.000 hectáreas en la provincia de Jaén. Muchos de esos regantes llevan veinte años o más esperando una concesión firme que les garantice el agua definitivamente. Han hecho inversiones millonarias, pero aún tienen que pedir cada año los permisos, con el alma en vilo. Y sin concesiones definitivas cada año hay que poner en juego la cosecha en una partida entre administración y organizaciones enfrentadas con cuentas personales por saldar, agravios entre provincias andaluzas y cultivos... Un precario equilibrio que se está tensando más y más en los últimos meses. Es otra guerra por el agua que acecha.