Así se llevan cosas desde Jaén al borde del espacio

Antes de que el turismo espacial sea una realidad, los globos diseñados por el granadino José Mariano López suben tecnología aeroespacial para analizar su respuesta en órbita

Una misión, en el estratopuerto de Villacarrillo / Z2I
José E. Cabrero
JOSÉ E. CABREROGranada

En el futuro, personas. Ahora, cosas. Todo tipo de cosas: sensores, cámaras, baterías y aparatos de última generación que son vitales para el desarrollo de la industria aeroespacial. Ese es el objetivo de 'Elevate', el proyecto que centra la actividad, hoy por hoy, de 'Zero 2 Infinity', la empresa fundada por el granadino José Mariano López-Urdiales y que está llamada a liderar el turismo espacial.

Izan Peris (Valencia, 1991) es el jefe de producto de 'Elevate'. «Mi rol es dictar la estrategia tecnológica para realizar las misiones de nuestros clientes». Peris, ingeniero aeroespacial, llegó hace dos años a 'Zero 2 Infinity' tras pasar una larga estancia como investigador en la Agencia Espacial Alemana. 'Elevate' es un servicio de transporte a la estratosfera mediante globos de helio. «Básicamente llevamos cosas a entre 20 y 40 kilómetros de altura».

Te interesa

Ese 'básicamente' no es, en absoluto, algo simple. Veamos un proyecto típico al que se enfrenta el equipo de Peris. Todo arranca con el contacto de una empresa que les plantea un problema tecnológico. «Normalmente tienen un equipamiento (una cámara de fotos, por ejemplo)que necesitan probar en un entorno estratosférico». En este punto se definen perfectamente todos los detalles de la misión: a qué altura se quiere volar, sobre qué zona, qué duración... «Entonces empezamos el desarrollo de una estructura física, un interfaz mecánico donde viajan las cosas, que es lo que colgamos del globo. Un proceso de varios meses de trabajo. Posteriormente, se diseña la campaña de vuelo, normalmente en el estratopuerto de Villacarrillo (Jaén). «Allí pasamos varios días de preparación, en el hangar, organizando el equipo, el globo, los sistemas electrónicos y la carga del cliente». Y, si la meteorología lo permite, a volar. Desde la fundación de 'Zero 2 Infinity', el proyecto 'Elevate' ha realizado más de 40 vuelos para clientes comerciales. «Una cifra que va en aumento –indica Peris–. De los cuarenta, diez se hicieron el año pasado».

El perfil de las empresas que están interesadas en subir 'cosas' al espacio está, sobre todo, en el sector aeroespacial. «Quieren probar componentes antes de llevarlos a órbita». Aunque podemos hablar de dos tipologías. En primer lugar, los interesados en subir sensores (cámaras, antenas) que irán instalados en drones de gran altura que volarán en el futuro entre los 20 y los 40 kilómetros de altura. «Drones con forma de avión que podrán monitorizar cosas que pasan. Esto interesa, por ejemplo, a los gobiernos que desean obtener información rápida para lanzar comunicados de emergencia». En la segunda tipología, más comercial, encontramos empresas que quieren lanzar pequeños satélites a órbita baja, a 600 kilómetros de altura, cargados con «un gran abanico de sensores». Así, antes de lanzar esos satélites a una altura donde ya no se podría recuperar, realizar un test con 'Elevate' permite detectar posibles fallos que de otra manera no se podrían solventar.

La alternativa a 'Elevate' es poner el sensor en un cohete, pero tanto el presupuesto como el tiempo de espera son mucho más elevados. «Las empresas pueden hacer pruebas en entorno real a un coste mucho más bajo y tiempos de entrega más cortos». Llevar un satélite a órbita cuesta entre 60.000 y 100.000 euros por kilo. «Con nuestro sistema quitamos un cero a la actividad. Podemos hacer la prueba a un coste menor, con impacto medioambiental cero. Y somos la única empresa privada de Europa que ofrece este servicio».

Iza Peris
Iza Peris

Peris considera que «Andalucía tiene mucho que ofrecer al sector aeroespacial». Además de en Jaén, realizan misiones en Córdoba y Cádiz. «El espacio aéreo tiene condiciones para volar muy favorables que facilitan todos los trámites burocráticos. Y el clima es vital, no encuentras nada parecido en otras regiones, ni siquiera en España», termina.

Temas

Jaén