Mena exige al Ayuntamiento de Albox que le restituya como alcalde tras cumplir condena

Rogelio Mena tras las elecciones del 24 de mayo de 2015./IDEAL
Rogelio Mena tras las elecciones del 24 de mayo de 2015. / IDEAL

El exalcalde mantiene en un escrito que fue «víctima» de una sentencia que considera «injusta»

EUROPA PRESSALBOX

El exalcalde de Albox Rogelio Mena dirigió un escrito al Ayuntamiento de la localidad en el que solicita su «reincorporación» al puesto de alcalde tras haber cumplido la condena de dos años y seis meses de inhabilitación a los que fue condenado por sentencia judicial por un delito contra los derechos cívicos al haber negado reiteradamente información a la oposición y haber «entorpecido la transparencia de la gestión pública».

El exregidor, que concurrió a las elecciones municipales bajo las siglas del PSOE, señala en la instancia dirigida al Ayuntamiento que fue elegido por «mayoría absoluta» para gobernar en la localidad en «esta misma legislatura», por lo que ahora pretende «restablecer en su integridad sus derechos como primera autoridad local». El escrito, consultado por Europa Press tras su difusión en redes sociales por parte del actual alcalde independiente, Francisco Torrecillas, insta a que se dé orden a la secretaria del Ayuntamiento para ser restituido como primer edil, de manera que da un plazo de tres días al Ayuntamiento para que le notifique la «aceptación» de la demanda o de lo contrario, anuncia «medidas legales».

El documento registrado ayer da cuenta de la liquidación de la condena impuesta por el Juzgado de lo Penal número 1 de Almería el 30 de septiembre, si bien incluso se recurrió esta misma fecha al entender que existe un «error de cálculo» y que la pena habría quedado extinguida el 19 de septiembre. En cualquier caso, observa Mena que aunque quedan «cerca de ocho meses de legislatura», por lo que «no se puede condenar a dos años y seis meses y hacer cumplir tres años y dos meses», que son los que pasaría sin estar al frente del Consistorio hasta agotar el mandato.

Para ello, aludió a los principios constitucionales de «resocialización» e «igualdad» para acceder de nuevo al cargo, máxime cuando en los comicios locales de 2015 obtuvo 2.511 votos por el PSOE --el 49,84% del total-- y nueve concejales frente a los 1.949 votos del PP con siete concejales --38,69%-- y los 354 votos de Cilus con un concejal --7,03%--. En esta línea, alega el exalcalde que no se puede «impedir el derecho constitucional de ser elegido democráticamente ni vulnerar el derecho constitucional de los electores expresada en las urnas» así como tampoco «el derecho de estos electores a ser representados por quien quieren después de una condena». Cabe recordar que el exalcalde fue dado de baja en el PSOE a raíz del proceso que desembocó en su condena, sentido en el que fuentes socialistas han confirmado que, hasta el momento, no consta en la Ejecutiva Provincial del partido que haya solicitado nuevamente su afiliación.

Mena mantiene haber sido «víctima» de una sentencia que considera «injusta» pero que «acató» aunque, a su parecer, «no se debió juzgar por la vía penal, sino, por la vía contencioso administrativa, por cuanto el recurso al derecho penal ha de ser la «última ratio» o lo que es lo mismo el último recurso», según trasladó recientemente a los medios para informar sobre la liquidación de su sentencia.

«Creo que se produjo una vulneración de los derechos a la tutela judicial efectiva y a la presunción de inocencia tal cual recogen los artículos 24.1 y 24.2 de la Constitución Española, como consecuencia de que no se tuvieron en cuenta las testificales del secretario y del interventor del Ayuntamiento de Albox», indicó el exprimer edil, quien cuestiona la resolución judicial que lo separó del gobierno local.

«Frente a ellos, los inquisidores de turno no han cejado en una persecución y acoso permanente con noticias falsas desde perfiles falsos. Intoxicaciones y denuncias sin base alguna ni sentido ante los juzgados que han ido decayendo y absolviendo los tribunales», afirmó.

 

Fotos

Vídeos