Teruel, tras las primarias: «He hecho lo que tenía que hacer, he respetado a los militantes»

Sánchez Teruel, secretario general del PSOE de Almería, ayer, en rueda de prensa./IDEAL
Sánchez Teruel, secretario general del PSOE de Almería, ayer, en rueda de prensa. / IDEAL

El líder de los socialistas asume la lista que, dice, es desde el domingo la de todo el partido pese a las diferencias abiertas durante el proceso

Miguel Cárceles
MIGUEL CÁRCELES

El PSOE de Almería ha dado por cerrado el capítulo de la candidatura para las elecciones generales con un 'prietas las filas'. De forma taxativa, José Luis Sánchez Teruel, secretario general del PSOE en la provincia de Almería, aseveró ayer a preguntas de la prensa que las listas aprobadas por Ferraz son ya las listas del PSOE. Sin apostillas ni añadidos. «Las listas del PSOE son mis listas», dijo de forma textual Teruel tras remarcar que el proceso ha sido «absolutamente transparente» y que, por ello, cualquiera que tenga el más mínimo interés en un asunto «que preocupa más a los militantes que a la sociedad» tiene a su disposición en las hemerotecas «cómo ha sido el proceso y puede sacar sus conclusiones.

Sánchez Teruel no abundó en las disensiones existentes entre las corrientes 'pedrista' y 'susanista' del partido que han alumbrado las primarias y que han tenido una de las escenas de confrontación en Almería. Pero sí que dijo tener la conciencia tranquila. «He hecho lo que tenía que hacer», alegó, remarcando haber ofrecido el máximo «respeto» a lo propuesto por los militantes, «a los compañeros de dirección y a la voluntad del comité provincial». Pero también «al dictamen de la comisión del listas del PSOE», ese órgano que decidió modificar la candidatura en el último de los pasos de la aprobación para incluir a los dos principales 'pedristas' almerienses, el secretario general del PSOE de la capital y el secretario de Organización de la misma agrupación, Fernando Martínez e Indalecio Gutiérrez, en puestos de salida tanto al Congreso como al Senado. Ocurrió el domingo.

«Yo siempre seré respetuoso, y espero que el resto también lo sea. El respeto es algo que nunca debe faltar. Yo siempre seré respetuoso», insistió el líder socialista.

El dictamen de Ferraz trasladó al más votado al Congreso de entre los militantes de toda la provincia, Juan Jiménez Tortosa, al número cinco de la candidatura, una posición que tiene unas posibilidades escasas de acceder a escaño incluso dándose relevos por ulteriores dimisiones potenciales. Las únicas que se han mantenido en sus puestos han sido las féminas. El hecho de que el PSOE haga las listas en formato cremallera, y de que los 'pedristas' mantuvieran siempre como sus candidatos indubitados a dos varones, provocó que Sonia Ferrer en el número dos del Congreso e Inés Plaza en el dos al Senado, hayan sido las menos afectadas mientras que el más votado al Senado, Antonio Martínez, secretario de Organización del PSOE provincial, se ha convertido en un suplente.