Doce mil plantas de variedades de uva de mesa, 'a salvo' en la provincia

Representantes públicos, organizadores y parraleros homenajeados, ayer, en la muestra anual de la uva de mesa./DIPUTACIÓN
Representantes públicos, organizadores y parraleros homenajeados, ayer, en la muestra anual de la uva de mesa. / DIPUTACIÓN

Diputación acogió ayer, un año más, la Muestra de Variedades Históricas de Uvas de Mesa de la Provincia, que celebró su decimocuarta edición

A. MALDONADOALMERÍA

El patio de luces de la Diputación Provincial de Almería acogió ayer la XIV Muestra de Variedades Históricas de Uvas de Mesa de la Provincia. El presidente de la institución, Gabriel Amat, presidió un evento arraigado dentro del proyecto 'Biodiversidad Domesticada' liderado por el Ayuntamiento de Terque, el Museo Provincial de la Uva del Barco y el Grupo Ecologista Mediterráneo con el apoyo de Diputación, BioSol Portocarrero, Cajamar, Fundación Savia y Puerto de Almería que, desde su puesta en marcha, persigue el objetivo de fomentar el desarrollo agrícola sostenible en la provincia.

José Rivera, presidente del Grupo Ecologista Mediterráneo, se congratuló por la consolidación de este evento que cumple su 14º aniversario: «Son muchos años celebrando un acto especial en el que se reconoce a las personas que han sido capaces de mantener este bodegón de 60 variedades de uva que, gracias al trabajo de Antonio Rubio -responsable del proyecto-, se han podido salvar casi todas y, aunque no son variedades comerciales, su permanencia está garantizada gracias a los miles de parrales que perviven dentro y fuera de la provincia».

El mismo Antonio Rubio presentó, por su parte, «a nivel mundial» una uva local que está referenciada en cuatro generaciones y destacó cómo gracias a los parraleros y a este proyecto se mantienen tantas variedades que sin su apoyo y apuesta no pervivirían. Se trata de la variedad del Cortijo de los Olea, en Fiñana.

Amat se mostró muy orgulloso de un acto que, a través del bodegón, «representa el trabajo de muchas personas que con su trabajo han logrado que no desaparezca». «Las variedades de uva de la provincia han sido fundamentales en la historia y la economía de nuestra provincia. Todo evoluciona, pero es muy importante recuperar y conservar algo que ha sido tan importante para la provincia y que fue la antesala de lo que hoy es la agricultura como pilar económico de Almería», dijo.

El presidente de la institución agradeció, asimismo, «a todos los parraleros y a todas las personas que han hecho que este proyecto siga dando pasos y haya hecho que 12.000 plantas de parra puedan prosperar», al tiempo que valoraba cómo los almerienses han sido capaces de «hacer de unas tierras que no valían la actual huerta de Europa» gracias a la fuerza y capacidad de los almerienses.

Pidió, por último, participar activamente en la conservación de una variedad y se ofreció voluntario para plantar y mantener una de las parras que se van a repartir el próximo mes de enero hasta llegar a las 14.000.

Reconocimientos

En el apartado de homenaje y reconocimiento a los parraleros, el presidente provincial fue el encargado de entregar el premio a la hija de Manuel Mendizábal, que es la actual presidenta de Manos Unidas. Un premio que fue presentado por el doctor en Ciencias e investigador de Ifapa Pedro Gómez Jiménez de Cisneros.

No en vano, el extenso currículum de este científico le convierte en una figura fundamental en la introducción del cultivo bajo plástico.

Los demás premios a los parraleros fueron introducidos por Antonio Rubio, a excepción del último, que corrió a cargo de un emocionado presentador de Tierra y Mar, Ezequiel Martínez, que resaltó la valía de los hombres y mujeres que hacen posible la conservación de las variedades históricas de uva.

 

Fotos

Vídeos