Rodrigo Blaas, el 'alma' granadina de Guillermo del Toro

El director acaba de ser nominado a 7 Emmys por 'Trollhunters' y 'Los 3 de abajo', series de animación que desarrolla en Dreamworks

El granadino Rodrigo Blaas, con el Emmy que ya ganó en 2017. /EFE
El granadino Rodrigo Blaas, con el Emmy que ya ganó en 2017. / EFE
José E. Cabrero
JOSÉ E. CABREROGranada

Mitad de los 80. Íñigo Montoya está apunto de decir su nombre en la pantalla del cine de verano de las Flores, en Granada. Rodrigo Blaas, un niño de 10 años, sostiene una espada invisible mientras mueve los labios en silencio para imitar el «prepárate a morir». No lo sabe, pero se acaba de enamorar del cine. Un romance que terminaría llamándole por teléfono, treinta años después, tras estrenar su corto 'Alma'. «Vente, cabrón», le dijo una voz con acento mexicano. «Y cuando Guillermo del Toro te dice vente cabrón no puedes decir que no». El idilio de Rodrigo Blaas Nacle («pon lo de Nacle, que a mi madre le va a encantar») con las historias merece un principio y un nudo, pero empecemos por el final:está nominado a 7 Emmys por 'Trollhunters' y 'Los 3 de abajo', sus series de animación. La última vez, en 2017, ganó.

Al principio, en Granada, era un adolescente impresionado por algo que empezaba a florecer. «A finales de los 80 nacía un medio, la animación por ordenador. Aquello me capturó», recuerda. Luego vendría el cine japonés con Miyazaki a la cabeza ('Nausicaa', 'Porco Rosso', 'El castillo en el cielo'...), su inspiración más temprana. Pero lo que terminó por revolucionar su vocación fue el estreno de 'Toy Story', la película que le impulsó a dar el salto a un mundo, el de la animación, que era un absoluto desconocido en la Granada de los 90.

En su paso por Pixar, el granadino trabajó en 'Buscando a Nemo', 'Wall-e' y 'Up', entre otras

Su año en la UGR, en INEF, le sirvió básicamente para estudiar el movimiento del cuerpo humano. Un aprendizaje que se llevó, primero a Madrid, a una agencia de publicidad, y después a Blue Sky, donde trabajó como animador en 'IceAge'. Y de allí, a la meca: Pixar. «Estuve 10 años currando con directores como Brad Bird o Andrew Stanton. Esa fue mi auténtica formación», dice. Por si los nombres de los directores no les suenan, tal vez lo hagan los títulos de las películas en las que este granadino estuvo implicado como animador:'Buscando a Nemo', 'Los Increíbles', 'Cars', 'Ratatouille', 'Wall-e' y 'Up'.

Un día, por los pasillos de Pixar, apareció Guillermo del Toro. Rodrigo se acercó a charlar con él y congeniaron rápidamente –tienen cierto parecido físico, ¿verdad?–. «Le dije que estaba preparando mi primer corto como director, 'Alma', y me pidió que se lo enviara cuando estuviera terminado. Se lo mandé. Lo vio. Y le gustó. Me ofreció irme a trabajar con él para dirigir una película, 'Trollhunters', y desarrollar mi corto, 'Alma', como otra posible película. Me dijo 'vente cabrón'...» El resto, ya es historia.

Una película en serie

Guillermo del Toro y Rodrigo Blaas pasaron casi cuatro años desarrollando el proyecto de 'Trollhunters' como película, junto a la productora Dreamworks. «Netflix nos propuso convertirla en una serie de televisión y le dijimos que sí». Sí, siempre y cuando les permitieran desarrollar una narrativa como las series que triunfaban en ese momento:'Juego de Tronos', 'Perdidos', 'House of Cards' o, incluso, 'The Wire'. «Lo nuestro no sería una serie de capítulos independientes. Los personajes se iban a transformar a través del tiempo y los episodios. Y visualmente, subiríamos el nivel a una calidad prácticamente cinematográfica».

'Trollhunters', que ya cuenta con tres temporadas, es hoy por hoy «el estándar» que piden las productoras. Una calidad que llamó la atención de los 'Daytime Emmy', los premios que concede la Academia de las Artes y Ciencias de la Televisión de Estados Unidos a los programas que se emiten durante el día. En 2017 ganó seis estatuillas. Una de ellas, compartida entre Guillermo del Toro y Rodrigo Blaas como mejores directores de serie de animación. Este año, 'Trollhunters' suma cuatro nominaciones y 'Los 3 de abajo', una serie enmarcada en el mismo universo narrativo, tres.

Nominaciones Emmy

Trollhunters
Mejor guion; mejor dirección; mejo sonido; mejor edición de sonido
Los 3 de abajo
Mejor introducción (Dirección de arte); mejor sonido; mejor edición de sonido

«Quiero a Guillermo como a un hermano», dice con orgullo. A Rodrigo no le cuesta nada hablar del director de la oscarizada 'La forma del agua'. De una pregunta salen un puñado de anécdotas en su casa de Bleakhouse, «el templo de Guillermo, un museo de la ficción, lo fantástico y el horror», donde suelen reunirse. Habla de su facilidad para contagiar el amor por las historias y de su exigencia visual y narrativa. Habla de su amistad. «Lo que más me gusta es que combina un apetito por la imagen real y la animación. Es un privilegio tenerlo de nuestro lado».

Raíces y Arcadia

Juntos han creado 'Los cuentos de la Arcadia', el universo narrativo en el que se enmarcan 'Trollhunters', 'Los 3 de abajo' y, próximamente, 'Wizards'. Una trilogía de series fantásticas repletas de valores muy humanos. «Lo aprendí en Pixar. Las mejores historias son las que vienen de tus experiencias». 'Los 3 de abajo' trata de unos alienígenas que se trasladan a la Tierra y se ven obligados a disfrazarse de humanos. «Es el mismo proceso que viví yo cuando me mudé a Estados Unidos. Es una serie sobre encontrar tu hogar, sobre hacer tu casa donde estés sin perder tus raíces y tu cultura».

Raíces que son guiños a los espectadores granadinos más atentos:una tienda de discos que se llama 'Zimoc', como un pub clásico que estaba cerca de Planta Baja;una canción en la banda sonora del grupo granadino 'Carmencita Calavera'; la tetería 'Elvira';o uno de los personajes, la madre de Jim, el protagonista de 'Trollhunters'. «Es mi madre. Una mujer que tuvo que criar a sus hijos sola, siempre en multitarea». Y hay un guiño más. Uno muy especial. Un cine de verano en el que los protagonistas luchan a espada por su vida. «Las opciones eran llamarlo 'Vergeles' o 'Flores', pero finalmente le pusimos 'Cine Granada'». Aquel niño aprendió a usar la espada y amenaza, por su nombre, volver al cine. «Ahora estoy por París, intentado cerrar un proyecto nuevo... Todo es posible».

«Él es el contador de historias y yo las ilustro»

Rodrigo Blaas no es el único granadino que trabaja con Guillermo del Toro. Su hermano, Alfonso, está nominado en los Daytime Emmy como 'Director de Arte' por su trabajo en 'Los 3 de abajo'. Licenciado en Bellas Artes en la UGR, Alfonso ha trabajado en 'Don Quixote', 'Planet 51', 'El valiente Despereaux' y en la granadina 'Justin y la Espada del Valor', con la extinta 'Kandor'. Alfonso dirige un equipo de 11 personas y es el responsable de diseñar el lenguaje artístico de la serie. «Hay que imaginar cómo es todo y cómo lo usan los personajes», explica. «Formamos un buen equipo. Digamos que Rodrigo, mi hermano, es el contador de historias y yo las ilustro».