El granadino que trabaja con los 'Monstruos' de Disney

Ismael Alcázar está implicado en uno de los proyectos más importantes de Disney+, llevar a Mike y Sully a la televisión: «No se ha visto una serie de animación igual, parece una película»

El granadino que trabaja con los 'Monstruos' de Disney
José E. Cabrero
JOSÉ E. CABREROGranada

Ismael Alcázar (Granada, 1990) tenía 8 años cuando Mike y Sully se colaron debajo de su cama. Y eso no se olvida. No lo olvida él y no lo olvidan los espectadores (niños y adultos) que hoy suman, sin remedio, 20 años más. 'Monstruos S.A.' es una de esas películas que se convirtió instantáneamente en un clásico básico. Una de las obras maestras de Pixar –hoy ya Disney– que se convertirá, en 2020, en uno de los buques insignia de la futura plataforma online:'Disney+'. Una plataforma que posee las franquicias más suculentas del panorama (nada más que con Marvel y Star Wars podrían vivir a sueldo) y que se encuentra enfrascada en la creación de series y películas exclusivas. Entre todos esos proyectos, 'Monsters At Work', la secuela de la película original. Y allí, en las tripas de los monstruos, un granadino que con 8 años miró debajo de la cama.

«Tuve mucha suerte. Este no es un proyecto habitual. Es la primera vez que Disney confía en un estudio externo para sacar un producto tan propio. Es un trabajo en equipo». Ismael Alcázar vive actualmente en Montpellier, donde se encuentra el estudio Dwarf, su lugar de trabajo. Allí forma parte del equipo que curra a destajo para hacer«la mejor serie de animación que se ha visto», 'Monsters At Work'. «Yo estoy en el departamento de Layouts, me dedico, básicamente, a organizar la historia visualmente:mover las cámaras, componer el plano, fotografía, cómo distribuir a los personajes en el escenario, cómo deben actuar, poses básicas de animación... Mi trabajo le llega a los animadores, que son los que pulen el resultado».

«Queremos conseguir que la gente que vio 'Monstruos S.A.' se reúna con sus personajes, con unos amigos que ya conocer, y eche un rato divertido. Eso es un reto artístico muy motivante»

Dwarf está formado por unas 120 personas repartidas en varios proyectos de animación. Suyas son 'Monchhichi' o 'Pirata &Capitano', series infantiles de una cuidada factura técnica que se emiten en todo el mundo. El regreso de 'Monstruos' a la televisión es, sin duda, la guinda que necesitaba el estudio para confirmar una prometedora trayectoria en el sector. Y, como decimos, no será una serie más: «Además de la apuesta económica de Disney+, tenemos que jugar con el hecho de que la película original es de hace 20 años. No es el mismo público que si hiciéramos algo, lo que fuera, de Frozen, por ejemplo. Queremos conseguir que la gente que vio 'Monstruos S.A.' se reúna con sus personajes, con unos amigos que ya conocer, y eche un rato divertido. Eso es un reto artístico muy motivante».

La historia y el póster

Hasta el momento sólo hemos visto una imagen de la nueva serie, un póster en el que los protagonistas clásicos comparten escenario con Tylor, uno de los nuevos. De hecho, Ismael confirma que siguen trabajando en el primer episodio de la temporada, «que está casi terminado», y que aún queda mucho por organizar. «Hay cosas ya confirmadas. Por ejemplo, las voces serán las originales. En inglés, John Goodman y Billy Crystal»(recordemos que en España fueron José Mota y Santiago Segura).

¿Qué sabemos de la historia? En 'Monsters At Work' han pasado cinco meses de la película original. Después de la aventura con la pequeña Boo, Mike y Sully cambian su 'planta de sustos' por una 'planta de risas', «porque se han dado cuenta de que los niños no son tóxicos. Ahora trabajan con la risa, con la energía limpia... La planta de risas –dice– es un escenario precioso para nosotros, los animadores». Además, toman protagonismo el resto de trabajadores de la planta:«veremos cómo funciona la empresa, nuevos personajes, las relaciones sociales que se establecen en el trabajo...»

Para ver el resultado final aún tendremos que esperar. Una espera que, según Alcázar, merecerá la pena: «No se ha visto una serie de animación igual. El acabado final es del mismo nivel que una película. Hasta ahora, lo mejor que había visto era 'Trollhunters' (en Netflix, por cierto, dirigida por el granadino Rodrigo Blaas)».

Ismael Alcázar llegó a la animación de carambola, como suele pasar con las cosas importantes. Al terminar Bachillerato de Ciencias se fue a Málaga a estudiar Comunicación Audiovisual. «A mí me gustaba el arte... pero como todo el mundo me decía que en Bellas Artes no había trabajo, me fui a Audiovisuales». Y allí, en tercero, le hicieron una propuesta inesperada: ¿Te gustaría hacer el Máster de animación de Kandor Graphics?

Kandor, la empresa granadina que desarrolló 'El Lince Perdido' o 'Justin y la Espada del Valor', le abrió las puertas a un mundo que no conocía. Un mundo en el que, de golpe, tuvieron sentido todas esas cosas que había hecho en su vida que parecía inconexas:«Yo dibujaba todo el tiempo. Contar historias visualmente. Y la música. Había estudiado viola en el conservatorio. De repente, vi que esas cosas paralelas se reunían en una misma cosa, la animación. ¡Bueno, incluso el Bachillerato de Ciencias! Ahora uso muchas matemáticas para animar».

Viajes con Kidu

Tras Kandor, estuvo un año en Uruguay, desarrollando un videojuego «que nunca vio la luz» y, a la vuelta a Granada, trabajó a distancia en la película 'Animal Crackers'. «Ahí fue cuando volví a estudiar, a Madrid, en el 'SPA Studio' que dirige Sergio Pablos, uno de los mejores de España. Es el estudio donde nació Grú, por ejemplo». De allí a la BBC, para hacer anuncios, cuatro meses en Alemania, para otra película y, finalmente, un año y medio en Tenerife.

«En Tenerife hay mucho movimiento en el mundo de la animación. Lo están haciendo francamente bien, ojalá fuera igual en Granada... Allí estuve un año y medio en el departamento de Layouts. Hicimos una serie de animación que está en HBO, 'Talking Tom &Friends'». Si revisan los títulos de crédito de aquella serie, además del nombre de Ismael Alcázar encontrarán a Kidu, su perro, que lleva viajando con él desde que lo acogió en Granada hace ya años. «Era el perro del estudio. Siempre viene conmigo».

Ismael, Kidu y Joana, su novia, de Barcelona, tienen, al menos, dos años por delante en Montpellier. Dos años de ver 'Monstruos' una y otra vez, como cuando se la ponía una y otra vez a su hermano pequeño, porque le encantaba. «Bueno, y a mí. Siempre me gustó... No sabes lo bonito que es abrir todos los días el escenario, la planta de las risas, y trabajar allí dentro, dar vida a los personajes, contar la historia. Tengo mucha suerte». Es lo que tiene empeñarse en mirar debajo de la cama, sin miedo, a ver si se cumplen los sueños.