Los consejos de nueve exconcejales de Granada para el nuevo gobierno local

Un grupo de ediles de corporaciones anteriores recuerdan los retos que afrontaron y lanzan sus recomendaciones al nuevo equipo de gobierno | Ilusión, respeto, cumplir las promesas, sanear las cuentas, transparencia, el interés general de la ciudad y de los vecinos, son algunas de las ideas

Las puertas de acceso al Salón de Plenos del Ayuntamiento de Granada, entornadas./Ramón L. Pérez
Las puertas de acceso al Salón de Plenos del Ayuntamiento de Granada, entornadas. / Ramón L. Pérez
Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERAGranada

Partido Popular y Ciudadanos han formado un equipo de gobierno municipal con nueve concejales, de los que siete son tenientes de alcalde. De esta forma, si consiguen revalidar la propuesta, Ciudadanos se convertirá en el undécimo partido político que forme parte de un gobierno municipal en Granada, además de UCD, AP, PC, PSOE, PA, IU, PP, CDS, UPyD y Vamos Granada. La fragmentación nacida del resultado electoral augura un mandato con tensiones, pactos y búsqueda de consensos. Este periódico ha reunido a nueve concejales de gobiernos anteriores para que recuerden los retos que afrontaron y para que lancen sus recomendaciones.

Jesús García (PSOE)

«Marcó mi vida para siempre»

Texto alternativo

El primero de ellos es Jesús García, concejal de Ayuntamiento de Granada entre 1988 y 1999. Siete años en el gobierno, cuatro en la oposición. Pasó por las delegaciones de Juventud, Deportes y Participación Ciudadana. Después, teniente alcalde de Protección Ciudadana, Tráfico y Transportes. Recuerda que fue «una larga experiencia que marcó mi vida para siempre. Ya fuera satisfactoria, tensa, complicada pero inolvidable». Añade que «lo que más aprecié de ese periodo es el contacto con la gente. Nunca me faltó esa impronta, esa capacidad para escuchar, dialogar y llegar al acuerdo».

Miguel Valle (PP)

«Una experiencia muy satisfactoria»

Texto alternativo

«Fue una experiencia muy satisfactoria la de poder influir de manera directa en mejorar la ciudad y la vida de los granadinos», recuerda Miguel Valle. Fue elegido concejal en 1991 y ejercía como arquitecto y estuvo en la oposición. En 1995 fui delegado de Urbanismo y Obras, luego estuve el siguiente mandato en la oposición y volví a mi actividad profesional. Recuerda que «conseguimos iniciar las obras de remodelación de San Lázaro, que llevaba treinta años en ruina total. Logramos expropiar los terrenos del actual PTS y ponerlas a disposición de la Junta. La inauguración del mercado de San Agustín y el centro cívico del Zaidín fueron obras importantes para la ciudad. El Albaicín fue motivo de especial atención, conseguimos las primeras ayudas de la UE con el proyecto Piloto Urbano. Se hizo una notable gestión de suelo en la zona Norte en el entorno de lo que hoy es la glorieta de Europa, con un resultado muy satisfactorio de urbanización y arquitectura de calidad». Tras repasar su trayectoria, tiene claro el consejo: «Que intenten hacer realidad sus promesas electorales».

Baltasar Garzón (IU)

«Me siento orgulloso del trabajo realizado»

Texto alternativo

Fue concejal por IU desde 1995 y edil de gobierno en 1999-2003, cuando el tripartito de Moratalla, donde fue teniente de alcalde y llevaba Medio Ambiente, Mercagranada, Inagra y Emucesa. Se siente «orgulloso del trabajo» realizado: «Por primera vez pusimos a Granada en la modernidad del Medio Ambiente, porque cuando llegué jamás se habían pedido proyectos europeos para medio ambiente». La idea que teníamos era «intentar aplicar al Ayuntamiento una planificación por objetivos como si fuera cualquier empresa, pero sin fines económicos, sino para satisfacer las necesidades de los granadinos de la mejor manera. Como recomendación, lo tiene muy claro: «Van a gestionar un presupuesto para atender las necesidades de los granadinos. Que se olviden de intereses particulares y que se pongan a trabajar de verdad por el interés general de la ciudad, algo que no ha ocurrido en los últimos años con el Partido Popular, que ha ido a servirse más que a servir, lo que es un error monumental y un fraude a la ciudadanía»

Milagros Mantilla (PSOE)

«Una etapa apasionante»

Texto alternativo

Milagros Mantilla fue la primera concejala de la Mujer del Ayuntamiento de Granada de 1991 a 1995, en el gobierno, con Jesús Quero como alcalde. Tras dejar de ser concejala en el año 1999, se incorporó a la función pública en el Ayuntamiento de Granada, siendo jefa de Servicio de Igualdad de Oportunidades, por concurso, hasta la actualidad. Recuerda su etapa en política como «apasionante, de continuo contacto con la ciudadanía». Habla también de «las principales aportaciones, como la creación del Consejo Municipal de la Mujer, dada la baja presencia de las mujeres de la vida municipal». Respecto a los consejos, apuesta por «consolidar los servicios que se prestan a la ciudadanía cuya validez esté contrastada y puesta en valor del funcionariado para lograr la máxima profesionalización de la administración». Cree en «la transparencia y la participación de la ciudadanía de manera equilibrada entre mujeres y hombres».

Manuela Moreno (PP)

«Acercamos el Ayuntamiento a los ciudadanos»

Texto alternativo

Participó en la elecciones municipales de 1995, en las que el Partido Popular obtuvo mayoría absoluta con Gabriel Díaz Berbel. Fue nombrada concejala de Participación Ciudadana. Su objetivo fue «acercar el Ayuntamiento a los ciudadanos, constituyendo siete de las ocho Juntas Municipales de Distrito, dotándolas de competencias, con presupuesto propio, policías y demás servicios, pudiendo los ciudadanos realizar trámites administrativos, y presentar prioridades en las demandas de los ciudadanos indicadas por las asociaciones de vecinos». En la Empresa Municipal de Vivienda y Suelo se trabajó duramente para generar suelo y poner suelo en carga «para la construcción de casi 5.000 nuevas viviendas de las cuales un porcentaje muy elevado era para vivienda sociales». Respecto a los consejos, lanza «que gobiernen con responsabilidad, transparencia, que sean honestos y trabajadores, teniendo siempre presente que el político tiene que tener vocación de servicio a los ciudadanos y que los políticos estamos de paso en las instituciones y por tanto debemos dejar buena huella y ser la imagen que se transmita a los funcionarios públicos y a la ciudadanía en general».

José Manuel Urquiza (PP)

«Recuerdo con especial cariño al alcalde Díaz Berbel«

Texto alternativo

Es funcionario municipal en excedencia y abogado en ejercicio. «Sacrifiqué mi profesión temporalmente para dedicarme a la política durante ocho años», recuerda. Fue concejal de Personal en la etapa de Díaz Berbel (1995-1999). «A continuación volví a mi despacho profesional, sin trauma alguno, en el que sigo veinte años después». Recuerda «con especial cariño al alcalde, Kiki Díaz Berbel, con el que trabajé codo con codo. Estuve al frente de la comisión especial que privatizó el 49% de Emasagra. El resultado fue un éxito para las depauperada arcas municipales. Al frente de la tenencia de alcaldía de Personal, racionalicé la plantilla municipal». Los consejos son directos: «Que en su gestión prime el interés de la ciudad por encima del de su partido. Aunque en el actual estado de cosas, esto es una utopía. Y que respeten el criterio técnico en cada uno de sus proyectos. Los funcionarios saben más que ellos».

Asunción Jódar (PSOE)

«Todos los recuerdos son preciosos»

Texto alternativo

Asunción Jódar fue concejala de la Mujer y de Relaciones Institucionales de 1999 a 2003, con Moratalla (PSOE). Cuando terminó volvió a su cátedra de Dibujo en la UGR. «Todos los recuerdos son preciosos», recuerda. «La concejalía de la Mujer, que luego se pasó a llamar de Igualdad, creció mucho y se afianzó. No gracias a mí, yo apoyaba, sino porque era un equipo maravilloso, y ahora también. Se montó desde el Ayuntamiento toda la política contra la violencia de género, se abrió la Casa Mariana Pineda, las ayudas se incrementaron para las asociaciones de mujeres, hubo becas para madres jóvenes. Mi satisfacción es que hoy en día todo sigue existiendo». Sobre los consejos, «pienso que lo más importante que hay para dedicarse a los demás es la ilusión que tengan, porque si no, nada les va a compensar. La política es muy agradable porque es cercana pero también es bronca cuando es bronca. Lo único que te vale es la ilusión».

María Dolores de la Torre (PP)

«Enfrentarme a la política fue un reto»

Texto alternativo

Fue concejala de Medio Ambiente entre 2007 y 2011 con José Torres Hurtado (PP). Antes trabajaba en la Obra Social de CajaGranada. «Solo estuve cuatro años y volví a la Fundación». Con el tiempo recuerda que «enfrentarme a la política fue un reto. Dudé mucho al principio, pero pensé que era una oportunidad que me daba la vida para servir a mi cuidad y me lancé. Y no me he arrepentido». Hoy, está «muy orgullosa de los mil árboles que pudimos rescatar de la obra del Metro. Fue un empeño y unas negociaciones duras con la Junta de Andalucía. Pero ese pequeño bosque lleva mi huella». «A nivel de licencias creo que el equipo hizo una muy buena labor». Respecto a los consejos, «hay que liberarse de toda presión política y trabajar por Granada. Granada lo necesita. Hay que alejarse de influencias y pensar en el ciudadano. Granada se lo va a agradecer».

José Miguel Castillo Higueras (Independiente)

«Hicimos cosas porque se sanearon las cuentas»

Texto alternativo

Concejal y teniente de alcalde en 1979 por el Partido Comunista, luego como independiente con el PSOE. Se acuerda de todo, porque tiene una memoria prodigiosa. «Primero me tocó Hacienda y Patrimonio para sanear la hacienda municipal. Luego Urbanismo para revisar el PGOU, y hacer la Circunvalación, que causó un enfrentamiento gordo en la ciudad. En el segundo mandato me tocó Relaciones Institucionales, Archivos, Bibliotecas y Museos. Y en el tercer mandato fue Cultura, lo que más me gustaba». Hizo mil cosas: «Restauré la Casa Consistorial, que estaba cochambrosa.Compré el Palacio de los Córdova y arreglé la Casa de Zafra. También convencí al pintor José Guerrero para que dejara su colección en Granada». Como consejos, cree que «es clave el saneamiento de la hacienda municipal. Nosotros hicimos cosas porque se saneó. Lo que da vida en Granada son las cuentas saneadas y el arte y la cultura que permiten avanzar hacia un futuro mejor para Granada para los granadinos».

Sus recomendaciones

1 Las personas son lo vital, conciliar los intereses en un organismo vivo, que es la ciudad. Hay que respetar los derechos humanos, sociales, la diversidad. Fomentar la igualdad y no permitir privilegios (Jesús García)

2 Los políticos estamos de paso en las instituciones por lo que debemos dejar buena huella y ser la imagen que se transmite a los funcionarios y a la ciudadanía (Manuela Moreno)

3 Que intenten hacer realidad sus promesas electorales (Miguel Valle)

4 Lo que da vida en Granada son unas cuentas saneadas y el arte y la cultura que permite avanzar hacia un futuro mejor para Granada y los granadinos (Castillo Higueras)

5 Que se olviden de intereses particulares y que se pongan a trabajar de verdad por el interés general de la ciudad y los granadinos, lo que no ha ocurrido en los últimos años con el PP(Baltasar Garzón)

6 Lo importante es la ilusión que tengan, porque si no nada les va a compensar. La política municipal es muy agradable porque es cercana, pero también es dura cuando es bronca (Asunción Jódar)

7 Hay que alejarse de influencias y pensar en el ciudadano. Creo que es lo que todos diríamos y lo que todos pensamos cuando asumimos este trabajo (María Dolores de la Torre)

8 Que en su gestión prime el interés de la ciudad por encima del de su partido. Aunque en el estado actual de las cosas, esto es una utopía (José Manuel Urquiza)

9 Consolidar los servicios que se prestan a la ciudadanía cuya validez está contrastada y puesta en valor del funcionariado para lograr la máxima profesionalización de la administración (Milagros Mantilla)