Algo tendrá que inaugurar el PSOE

Los socialistas aprovechan la feria 'Hecho en la Alpujarra' de Órgiva para presentarse en pelotón | La campaña en Granada se difumina entre la intensidad mariana de la Semana Santa y los no menos fogosos debates televisivos previstos para estos días

Representantes de la Diputación, Subdelegación del Gobierno, Ayuntamiento de Órgiva, el candidato al Congreso, y del Parlamento de Andalucía, cortan la cinta para inaugurar la feria 'Hecho en la Alpujarra', en Órgiva. / Ramón L. Pérez
Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERAGranada

Tomaremos prestadas las palabras del corresponsal de este periódico cuando escribe que «la bella comarca de la Alpujarra se desliza desde las mayores alturas peninsulares hasta el mar compartido con África, entre profundos barrancos cubiertos de exuberante verdor y secanos».

Rafa Vílchez ya nos ha marcado la temperatura del lugar. Ahora veamos la atmósfera que cubre la capital alpujarreña que es Órgiva, el día que los socialistas en pelotón la tomaron durante esta campaña electoral entre anodina y gritona para la inauguración de la feria 'Hecho en la Alpujarra'. De paso, sacaremos algunas conclusiones.

El Jueves Santo amaneció que llovía y que no paraba de llover. Pero eso no iba a impedir a los candidatos del PSOE llegarse hasta Órgiva. Estaban los número uno y dos de las listas la Congreso y al Senado, es decir, José Antonio Montilla, Elvira Ramón, Alejandro Zubeldia y Sandra García. No estaban solos.

Y para que no quedara duda alguna, todos se subieron al improvisado estrado durante la ceremonia de inauguración de la feria 'Hecho en la Alpujarra'. Había como veinte personas. Y todas del PSOE. Estaba la alcaldesa de la localidad, María Ángeles Blanco, que también es vicepresidenta de la Diputación.

Los candidatos, un momentazo, se fotografían junto a la foto electoral del líder.
Los candidatos, un momentazo, se fotografían junto a la foto electoral del líder. / Ramón L. Pérez

Estaban también varios alcaldes socialistas de la comarca y el diputado de Turismo de la Diputación. ¿Por qué no? También apareció la subdelegada del Gobierno central, Inmaculada López Calahorro, que, por supuesto, también tomó la palabra. Ya tenemos línea, pero vamos a seguir para bingo.

Estaba Teresa Jiménez en calidad de vicepresidenta del Parlamento de Andalucía, la banda municipal de la localidad que interpretó los himnos de Órgiva, Andalucía y España, los candidatos del PSOE antes mencionados y, este va por otro derrotero, el capitán de la Guardia Civil.

¿Faltaba alguien? Tan solo el párroco, que probablemente estaba más que atareado en los afanes de la Semana Santa. Cuando la inauguración de esta feria alpujarreña iba camino de entrar por méritos propios en el Libro Guinness de los Récords por su entrega y peculiar laboriosidad, un lugareño no sin retranca definió la situación:«Es que algo tendrá que inaugurar el PSOE». Muchos, asintieron silentes con sus cabecitas.

Los candidatos del PSOE compran embutidos en su visita a la feria 'Hecho en la Alpujarra'.
Los candidatos del PSOE compran embutidos en su visita a la feria 'Hecho en la Alpujarra'. / Ramón L. Pérez

Puesto a puesto

Una vez convenientemente inaugurada la feria 'Hecho en la Alpujarra', comenzaron a recorrer el lugar puesto a puesto, que dadas las circunstancias electorales, tiene su pizca de ironía. Cada vez que paraban en uno de estos mostradores de lo mejor que tiene la Alpujarra a uno se le abrían las tripas en canal, que ya eran como la una del mediodía, pero ellos, muy en campaña, hablaban de la «despoblación que estamos combatiendo», que es el mensaje-fuerza con el que José Antonio Montilla explica la situación con vehemencia y también con una sonrisa franca como de profesor chiflado de película.

Pero están en combate. En campaña, palabra militarista que evoca acciones guerreras, heroicas. Despliegan entonces en la puerta del pabellón donde se celebra la feria la enara con la cara del líder, un Pedro Sánchez en blanco y negro que realmente apenas casa, o al menos se hace sumamente lejano, con una Alpujarra que sí que lucha por su futuro.

Entonces, en ese momento mágico en el que el líder aparece aunque sea en foto grande para dar lustre al momento-campaña, uno que es del PSOE de toda la vida me explica que están muy tranquilos:«Vamos a sacar más de 140 diputados y, menos con el Partido Popular, vamos a pactar con cualquiera».

La campaña en Granada se difumina entre la intensidad mariana de la Semana Santa y los no menos fogosos debates televisivos que se anuncian para estos días, pero la Alpujarra ha hablado. O al menos una buena parte de ella. Permaneceremos atentos a sus embutidos.