Publica un cómic con los dibujos que empezó a hacer cuando se enteró de que iba a ser padre

Jaime Visedo acaba de publicar el primer tomo en un libro repleto de humor, ternura y pañales: «Cuando los niños se enfurruñan les digo que se nota que son granadinos»

Publica un cómic con los dibujos que empezó a hacer cuando se enteró de que iba a ser padre
José E. Cabrero
JOSÉ E. CABREROGranada

Jaime Visedo (Lorca, 1982) sujeta entre sus manos una libreta moleskine y un lápiz. Dibuja a toda velocidad. En la misma habitación, la madre de su futuro hijo dilata los primeros centímetros. Estaban naciendo, a la vez, su hijo y el protagonista de 'La vida padre 1', un divertidísimo libro repleto de anécdotas entrañables que acaba de llegar a las librerías. Historias reales para sonreír cómplices.

–¿Qué es lo más bonito de ser padre?

–Verlos crecer. Te llena de orgullo, cuando ves cómo se desenvuelven, hacen cosas ellos solos, te da una especie de orgullo y de casi de ego. Es como estar viendo un miniyo, descubrir que se parece a ti.

–¿Y lo que se olvida antes?

–Estamos genéticamente predispuestos a olvidar los primeros tres meses. Yo me acuerdo porque los dibujé. Creo que si los recordáramos ninguno diríamos lo de 'vamos a por otro'.

–¿De qué hay más en el libro, de lo bonito o de lo que se olvida?

–En este primer libro, de todo. Desde que me entero del embarazo hasta que empieza a andar. Más o menos, el primer año de vida.

–¿Hay más libros planeados?

–Hay plan. Como mínimo quiero que sean 3, que ya están dibujados. Los dibujos originales los iba haciendo en una libreta tipo moleskine que llevaba conmigo a todas partes. Dibujaba todo lo que pasaba. No pensaba publicarlo, era un recuerdo, un diario. La mayoría son bocetos hechos rápidamente, pero la gracia está en que lo dibujaba en el momento. La cosa es que empezaron a pasar tantas cosas que tenía que dibujarlas más tarde. Ahora llevo un año de retraso. Lo apunto y lo dibujo luego. Tengo libretas dibujadas con lo que pasa después: nacimiento de hija, cuando ya son mayores, conversaciones...

–¿Qué tienes más en casa, dibujos o fotos de tus hijos?

–Fotos... pero me sirven de recordatorio para dibujar. Básicamente dibujo anécdotas. Historias que molaría que ellos de mayores las leyeran y supieran lo jodido que era para nosotros, sus padres, llevar esto para adelante. Al principio no quería que supieran nada de esta libreta hasta que fueran a tener un hijo. Entonces se la daría. Pero me pillaron dibujando, claro. Y ya me hacen peticiones, cuando pasa algo gracioso, me dicen: esto lo dibujas, ¿eh?

–¿Cómo surgió 'La vida padre'?

–Solía publicar algunas tiras en Facebook o en un blog y la gente me animaba a publicarlo. Al final, fui al Salón del Cómic de Barcelona y me dije «¿por qué no?». Me llevé páginas, se las enseñé a editores y envié cartas de presentación por email. La cosa quedó ahí. Un año después me contactaron de la editorial Dolmen, que les gustaba la idea y que adelante.

–¿Contento con el resultado?

–Sí, muy contento. Tiene la pinta exacta que yo quería: parece una libreta; es el mismo formato en el que dibujaba. El lector tendrá la sensación de tener en sus manos la libreta original.

–Y hay una gran variedad de estilos narrativos.

–Hay de todo. Era un diario personal gráfico, así que unos días hacía tiras cómicas, otros dibujos sueltos, ilustraciones a página completa... o incluso dibujos en servilletas pegados en la libreta.

–¿Es un libro para padres?

–No, para cualquier persona. Es un libro divertido y auténtico. Los padres se verán más representados, tanto los que han tenido un niño, que recordarán la experiencia, como los que lo van a tener, que podrán ver lo que se les viene encima (ríe). Pero también tengo muchos amigos que ni tienen hijos ni piensan tenerlos y les encanta el libro. Son historietillas graciosas que les pasan a todo el mundo.

–¿La gran lección que has aprendido de tus hijos?

–Que los niños son una fuente inagotable de historias. Cuando me dan la enhorabuena a mí por hacer el libro siempre digo que yo lo he dibujado, que el guionista es mi hijo. No he hecho más que trasladar al papel las cosas que hacía o provocaba y ahora las cosas que dicen los dos.

–¿Ellos nacieron en Granada?

–Los dos son granadinos. Ahora vivimos fuera, me encantaría volver a Granada.

–¿Portan el gen de la malafollá?

–¿Sabes qué? Había una tira sobre la malafollá granaína y al final la dejé fuera. Los niños son encantadores pero, a veces, cuando se enfurruñan, les digo que se nota que son granadinos.

–¿Les gusta verse convertidos en personajes de cómic?

–Sí, les gusta mucho. Mi hijo dice que no sabe si va a poder llevar una vida normal ahora o si tendrá que firmar autógrafos. Y la niña está deseando que salga el siguiente libro, que va para ella.

Un padre de cine

Jaime Visedo trabaja como animador y previsualizador en el mundo del cine. Sus primeros pasos los dio en la granadina Kandor, con 'Justin y laEspada del valor' y el corto nominado al Oscar 'La dama y la muerte'. Entre sus últimos trabajos están 'Animales Fantásticos 2', la secuela de 'Maléfica' que se estrenará a final de año y 'El Parque mágico', que acaba de llegar a las salas. «Estoy especializado en 'previs', me encargo de hacer una versión de la película antes de que se haga. Una versión barata para que el director pruebe opciones de cámara, puestas en escena, narrativas, timing...Es como una versión de la película hecha en PS3», bromea.

Temas

Libro