Diez y pico sorpresas culturales para descubrir en la provincia de Granada

La provincia de Granada ofrece desde un puente 'visigótico' a castillos espectaculares, pasando por jardines de cuento, palacetes con leyenda o todo un 'panteón romano'

Fortaleza de Moclín./M. SABIO
Fortaleza de Moclín. / M. SABIO
Noelia Jiménez García
NOELIA JIMÉNEZ GARCÍAGRANAD

Que Granada es un lugar lleno de sitios con encanto y gran valor histórico y natural no es ningún secreto. Todos -granadinos y turistas- conocen la Alhambra, el Albaicín o el Sacromonte. Pero las tierras granadinas -tan diversas como sus comarcas- ofrecen lugares extraordinarios no tan conocidos, ya no sólo por los visitantes sino incluso por los propios granadinos. Por eso, desde IDEAL, hemos elaborado una pequeña guía cultural para 'descubridores'. Otras forma de conocer y aprender, de curiosear por la siempre sorprendente provincia granadina, que ofrece rincones, monumentos naturales e históricos y espacios quizá no tan conocidos como los emblemáticos pero que también son dignos de ser visitados y paseados por su belleza o por sus peculiaridades.

Puente de la Virgen, en Pinos Puente.
Puente de la Virgen, en Pinos Puente. / IDEAL

Un puente 'visigótico' junto a Sierra Elvira

A 16 kilómetros de la capital, está el puente de Pinos. Algunos historiadores lo sitúan en época visigótica, hacia el siglo VII, por lo que sería de las pocas construcciones que en España se conservan de la época. Sin embargo, son mayoría los expertos que creen que este Bien de Interés Cultural (BIC) de Pinos Puente es árabe, en base al tipo de sillería que utiliza. Un sitio cercano y visitable en cualquier momento.

Falla de Nigüelas.
Falla de Nigüelas. / JUAN ENRIQUE GÓMEZ

Un gran 'tobogán' de mármol

En Nigüelas -en el Valle de Lecrín, a media hora de la capital- está la Falla de Nigüelas, un enorme 'tobogán' de mármol que fue declarado Monumento Natural hace 17 años. Con 7,6 hectáreas de extensión, este accidente geológico es un indudable recurso didáctico para conocer el comportamiento de las capas terrestres. Se accede a través de las calles del pueblo, que está a los pies de esta estupenda muestra de los movimientos tectónicos del Cuaternario.

Torre de Romilla.
Torre de Romilla. / R. L. PÉREZ

Una torre musulmana en mitad de la vega

La torre de Romilla, en Chauchina, a unos 20 kilómetros de la capital. Aunque fácilmente accesible, resulta un descubrimiento encontrarse con ella allí donde no era habitual hallar atalayas, en mitad de la planicie, rodeada de choperas y tabaco. La torre -vinculada en su día a una alquería o núcleo rural musulmán- fue levantada entre los siglos XIII y XIV y desde hace siete años es del Ayuntamiento, que prevé su restauración.

El castillo 'frontera' del reino nazarí

Junto al Castillo de La Calahorra -extraordinario ejemplo del Renacimiento en pleno Altiplano- y el Castillo de Salobreña, el Castillo de Moclín es de las fortificaciones mejor conservadas de la provincia, en este caso como testigo de la contienda por el reino nazarí. En el extremo del Poniente Granadino, a unos 45 minutos de la urbe, está esta imponente fortaleza del siglo XIII. En 1931 fue declarado monumento histórico-artístico y es BIC. Se puede visitar los sábados y domingos a las 11 de la mañana y las 7 de la tarde.

El templo 'transición' de Colomera

También relativamente cerca, está la Iglesia de la Encarnación de Colomera, un sencillo pero bonito templo 'transición' del siglo XVI, porque incluye componentes del gótico-mudéjar y del posterior renacentista -a manos de conocidísimo Diego de Siloé-. Fue declarada BIC en 1980 y tiene obras de singular belleza, como la Virgen de Belén -atribuida a Alonso Cano- o la talla del Cristo 'Rojo'. Se puede visitar en horario de culto (jueves y domingos).

El jardín de 'Las Mil y Una noches'

El Jardín Nazarí de Vélez de Benaudalla es de esos sitios que uno no puede perderse estando en Granada. Está catalogado por la Junta como jardín histórico y muchos lo han apodado como 'el Generalife chico'. Desde el siglo XVI, muestran esa belleza y tranquilidad del jardín-huerto nazarí. Se puede visitar de miércoles a sábado, de 10 de la mañana a 1 de la tarde y de 5 a 7 de la tarde y los domingos de 11 a 1.

Baños árabes de Baza.
Baños árabes de Baza. / J. UTRERA

Los baños árabes bastetanos

Abiertos de miércoles a domingo de 11 de la mañana a 1 de la tarde y de 6 a 8 de la tarde -y con entrada gratuita- merece la pena conocer estos baños, en el Altiplano granadino. También conocidos como 'La Marzuela', fueron construidos en época almohade, en el siglo XIII, en lo que fuera la judería del pueblo. Sus bóvedas de medio cañón y sus diversas salas convierten la visita en una experiencia singular.

Los 'Tinaos' de Bubión

En uno de los sitios donde mejor se perciben las muchas singularidades de la Alpujarra es en Bubión, un pueblecito con calles sinuosas y esos voladizos tan singulares conocidos como 'tinaos'. Son pasajes que llevan de una calle a otra y, además, de ser un protector estupendo frente a las inclemencias, son la antesala de las viviendas. Y, como no, se puede disfrutar de su encanto los 365 días del año.

Palacio de Los Segura, en Orce.
Palacio de Los Segura, en Orce. / M. SABIO

La 'Casa de los Duendes'

Ese es uno de los nombres populares del Palacio de los Segura, en Orce, un bonito edificio del siglo XVII que, además de sede de la oficina de Turismo y la biblioteca, ha protagonizado supuestos fenómenos extraños hasta el punto de ser del interés de un conocido programa de TV. Más allá de esta curiosidad, el palacio destaca por su patio porticado, su galería en madera, su soberbia fachada y sus hermosos balcones y rejas.

Iglesia de la Encarnación en Montefrío.
Iglesia de la Encarnación en Montefrío. / IDEAL

La 'Redonda' de Montefrío

Es singular por ser el único templo que hay en España de planta redonda -similar al Panteón romano de Agripa-. Con casi 30 metros de diámetro y 15 de altura, la iglesia de la Encarnación sorprende también por la belleza de su interior y una acústica fabulosa. Está abierta casi todos los días de 10 de la mañana a 2 de la tarde.

El acueducto de Almuñécar

El Parque del Majuelo o el Monumento Natural del Peñón de San Cristóbal son elementos más que conocidos de Almuñécar, en la costa granadina, pero no lo es tanto su acueducto, de época romana y que contaba con un recorrido de más de 7 kilómetros, ahora dividido en cinco tramos. El más visible es el tercero, con 72 m de longitud y 18 m de altura visible, que está formado por dos cuerpos independientes de arcadas.

El palacio de Villalegre

Es otro bonito palacio accitano, este renacentista, que también guarda ciertas historias misteriosas, como una dama fantasma. Construido a finales del siglo XVI por encargo de la familia de Fernández de Córdoba, ha pasado por muchas reformas y diferentes usos. Ahora acoge las dependencias de la Policía Local y el área de juventud del Ayuntamiento de Guadix, y, por su riqueza arquitectónica, sigue siendo un monumento civil digno de visitar.

OTRO 'TOP 10' PARA VISITAR

La Acequia del Toril en Alicún
Iglesia Conventual del Carmen en Alhama
La Puerta de San Torcuato de Guadix
La Iglesia de la Encarnación de Las Gabias
El Faro de la Punta de la Mona en La Herradura
El Nacimiento del río Frío en Loja
Los Baños Termales de La Malahá
El Palacio del Cuzco en Víznar
El Puente de Lata de Dúrcal
La Iglesia de San Gabriel en Loja

Fotos

Vídeos