Batman, García Lorca, el gran Vázquez y los granadinos de Buñuel

Elysa Castro, Paco Alaminos y Chema García formaron parte del «magnífico equipo» que se mudó a Almendralejo para crear 'Buñuel en el laberinto de las tortugas'

Paco Alaminos, Elysa Castro y Chema García, artistas granadinos que trabajaron en 'Buñuel y el aberino de las tortugas', en el barrio de San Matías. /J. E. CABRERO
Paco Alaminos, Elysa Castro y Chema García, artistas granadinos que trabajaron en 'Buñuel y el aberino de las tortugas', en el barrio de San Matías. / J. E. CABRERO
José E. Cabrero
JOSÉ E. CABREROGranada

Hagamos un ejercicio de surrealismo: la épica silueta de Batman sobre un rayo; las manos del gran Vázquez dibujando a Anacleto, agente secreto; y el espíritu de Federico García Lorca viajando entre Granada y Almendralejo. ¿Lo tienen? Pues hablemos de Buñuel.

El 26 de abril se estrenó la película de animación 'Buñuel en el laberinto de las tortugas', un portento de creatividad inspirado en el cómic de Fermín Solís que narra la epopeya que vivió el director de cine para rodar un documental en Las Hurdes, una comarca al norte de Cáceres. Y al igual que el propio Buñuel, tres granadinos emprendieron un viaje físico y emocional para unirse a este proyecto que ha enamorado a la crítica. Elysa Castro, Chema García y Paco Alaminos forman parte del equipo –«la familia»– que convivió durante casi dos años en Almendralejo, Badajoz, haciendo arte en animación.

Elysa Castro (1982) es de Fuente Vaqueros. «Soy muy lorquiana. Por eso me llamó la atención la historia, Buñuel y Lorca eran amigos». Llegó como ayudante de José Luis Ágreda, el director de arte, para una tarea de cuatro meses. «Al final pasé más de dos años implicada. Trabajé en el desarrollo visual de la película, diseño de personajes, escenarios...» Elysa lleva 9 años ilustrando libros de texto y exponiendo sus obras por galerías internacionales. «Hago 'fan art', ilustraciones de temáticas variadas que luego se venden por Internet o en ferias».

Firma de los autores

Jueves, 30 de mayo
En La Madriguera (calle Cruz, 2), Elisa Castro, Chema García y Paco Alaminos firmaran ejemplares del libro de arte de la película.
Chema, Elysa y Paco, durante la entrevista
Chema, Elysa y Paco, durante la entrevista / J. E. C.

Cuatro personas formaron el departamento de arte de 'Buñuel' y dos eran granadinas. Además de Elysa Castro, Chema García (1973), artista que abandonó una carrera meteórica en el mundo de la publicidad (Telefónica, Halcón Viajes, Nivea...) para hacer algo mucho más importante:«Quería ser dibujante. Tanteé editoriales y entré en SM, haciendo ilustraciones para la colección 'Barco de Vapor'. Ganaba menos dinero, pero estaba haciendo libros. Libros y cine, ese es mi sitio». Chema García, admirador incondicional del mítico Vázquez (autor de 'La familia Cebolleta' o 'Anacleto, agente secreto') fue el doble de manos de Santiago Segura en la película biográfica 'El Gran Vázquez'. «Y si aquello fue importante para mí, por lo que significa Vázquez, 'Buñuel en el laberinto de las tortugas' no lo es menos. Buñuel está en ese 'puñao' de autores que van conmigo siempre».

Chema y Elysa utilizan palabras distintas pero comparten las mismas emociones: «El trabajo en equipo en Almendralejo fue espectacular», dice Elysa. «Aprendimos muchísimo de auténticos maestros. Un maravilloso privilegio», añade Chema. Y entonces, ella y él, miran al unísono a Paco, el maestro, que sonríe cómplice mientras se sonroja sin remedio. «Como todos los que estábamos allí», corta Paco. «¡Ves! Como todos los genios, ¡humilde!», bromea Chema.

El Batman de Motril

Paco Alaminos (1960) tiene un amor sincero a los cómics «desde pequeñito». Él, que siempre quiso ser dibujante, entró en Bruguera tras ganar el prestigioso 'Mortadelo' (premio a autores de tebeo) en 1984. «Cuando cerró la editorial, un amigo me introdujo en el mundo de la animación. Y me quedé. Me fascinó».

Una fascinación que define a los niños que, en los 90, veían la aclamadísima 'Batman:La serie animada'. «Hicimos cuatro capítulos en Madrid. Disfruté como un enano». Pero Batman es un episodio más en una carrera plagada de éxitos:'Patoaventuras', 'Todos los perros van al cielo 2', 'Astérix:el golpe del menhir', 'Los Tiny Toons'... Un referente generacional que, de repente, paró. «Casi con la llegada de las nuevas tecnologías dejé la animación para dedicarme al diseño gráfico. Fue mi manera de estar más en casa, en Motril, sin viajar tanto», recuerda Paco. 'Buñuel' ha sido el regreso del 'caballero oscuro' a la animación, volviendo a lo que mejor sabe hacer:«Me encargo de 'layouts' y 'storyboards'. Básicamente, es desarrollar la acción, el fondo, el encuadre, los movimientos de la cámara... Vaya, el cómo se cuenta la película».

Paco, ¿fue tan bonita la experiencia de rodar 'Buñuel en el laberinto de las tortugas'? «La época más bonita de mi vida como profesional está en Extremadura», dice orgulloso. Porque hay orgullo. En los tres granadinos. Orgullo y amor. Amor por la película, por el equipo y por el trabajo realizado. Un amor que se contagia, que vibra con luz propia en una película que, tal vez, no haya tenido toda la distribución que merecía. Pero bueno.

Nos vemos en Los Goya.

Lorca y Buñuel en Las Hurdes

Venían tres artistas y no podía desaprovechar la oportunidad. Les propuse que hicieran un dibujo entre los tres en el que mezclaran a Buñuel, la película y Granada. Chema hizo los trazos generales y planteó un paseo por Las Hurdas. Paco dibujó a Lorca, amigo de Buñuel, cogido a su brazo. Y Elysa dio vida a las líneas con las acuarelas. «Es como en la película. Trabajo en equipo. Un trabajo en cadena en el que todos reforzamos el trabajo del departamento anterior». El dibujo quedó precioso.