PLANTAS PARA 'BIEN USAR'

Científicos recuperan el uso tradicional de la flora, un buen momento para reconocer los beneficios que aportan los ecosistemas y las especies que los habitan

En el mismo territorio donde se hallaron las vestimentas de esparto del neolítico, los artesanos continúan tejiendo esta planta para elaborar útiles de labranza/J. E. GÓMEZ
En el mismo territorio donde se hallaron las vestimentas de esparto del neolítico, los artesanos continúan tejiendo esta planta para elaborar útiles de labranza / J. E. GÓMEZ
JUAN ENRIQUE GÓMEZ y MERCHE S. CALLE

Estaban situados en círculo, depositados en el centro de una sala oculta en el interior de una de las grandes cuevas de los desfiladeros de la Contraviesa. Eran doce esqueletos humanos enterrados 6.000 años antes de Cristo. Habían sido calzados con sandalias confeccionadas con esparto trenzado. Junto a ellos, numerosas cestas y ornamentos realizados con las varas de esta planta mediterránea, Stipa tenacissima. El hallazgo en la Cueva de los Murciélagos de Albuñol, es uno de los más importantes de la prehistoria ibérica, y especialmente significativo para mostrar el uso de la flora en la vida cotidiana de los hombres del neolítico. Ocho mil años después, en el territorio del sureste ibérico, en las provincias de Granada, Jaén y Almería, el esparto sigue siendo un elemento fundamental en la utilería rural, donde aún se utiliza para cestería, aperos de labranza y arreos de caballerías.

Una de las alpargatas de esparto encontradas en la Cueva de los Murciélagos de Albuñol / J. E. GÓMEZ

El esparto es solo una de las especies autóctonas mediterráneas que forman parte de los beneficios que los ecosistemas aportan a los pueblos y gentes de su entorno. La biodiversidad, plantas y animales, se convierten en parte fundamental de la vida y el desarrollo de los territorios. En el mes de mayo, en el que se celebra el Día de la Biodiversidad (el próximo martes, 22 mayo), el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, presentaba una nueva entrega del 'Inventario Español de los Conocimientos Tradicionales relativos a la Biodiversidad', un exhaustivo estudio realizado con la participación de científicos de toda España, entre los que se encuentran botánicos de la UGR, como Manuel Casares y Joaquín Molero Mesa, en el que se recogen las utilidades de más de 3.000 plantas, en su mayoría especies habituales de campos y bordes de caminos, riberas y bosques, taxones que son conocidos por todos y que forman parte de la cultura tradicional.

Una base de datos abierta desde el MAPAMA

En la web del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, es posible acceder a los tres nuevos tomos del inventario sobre usos tradicionales de la biodiversidad, en el que han participado 70 especialistas de 43 instituciones, una gran base de datos que el Ministerio mantiene on-line de forma gratuita.

Mimbres para la fabricación de utensilios, muebles, elementos arquitectónicos y decorativos, que en realidad son las ramas de Salix fragilis; pigmentos para tintar tejidos y objetos, extraídos de plantas de especies como Isatis tinctoria, la hierba de los tintoreros; las flexibles varas de los juncos churreros con los que los pescadores del litoral de Alborán fabrican nasas para pescar, y los pastores consumen como golosinas; aneas de los humedales para hacer asientos de sillas tradicionales.

El buen uso de los recursos ecosistémicos y la utilización sostenible de la naturaleza ha llevado a la mayoría de los grandes avances en la evolución del hombre. La destrucción de los ecosistemas sería el final de la vida en la Tierra.

Es habitual recolectar plantas aromáticas como el romero
Es habitual recolectar plantas aromáticas como el romero / M. S. CALLE
Diez plantas comunes y sus usos

Las especies de flora más comunes, las que se encuentran junto a los puelbos, caminos y huertas, son las que tradicionalmente se emplean para elaborar todo tipo de estructuras, y facilitar la vida de las gentes. Fichas de plantas, datos y fotos en Waste Magazine