Una saeta en lengua de signos para el Huerto

La tribuna de la calle Ganivet ha sido testigo de esta iniciativa