El oro se decide en el tiempo extra tras dos remontadas

La igualdad reinó en el pabellón de Fuentenueva en la última jornada de curling./
La igualdad reinó en el pabellón de Fuentenueva en la última jornada de curling.

La selección masculina de Noruega supera a Rusia en el desempate y el equipo femenino de Canadá cae al final frente a las rusas

JULIO PIÑEROgranada

El curling se despidió de la Universiada en la jornada de ayer. Había que disputar las finales. Los partidos resultaron muy competidos y no se resolvieron hasta la última entrada. En la categoría masculina se llevó la medalla de oro la selección de Noruega tras imponerse a Rusia por un ajustado 7-6. Sin embargo, en la categoría femenina sí ganaron las rusas, que lograron remontar ante Canadá, a la que ganaron por 9-8.

Los duelos permitieron contemplar curling de alto nivel. Por la mañana se disputó la final femenina. El partido entre Rusia y Canadá resultó muy duro y casi interminable. Se prolongó casi tres horas. Las rusas se colocaron por delante tras disputarse la primera entrada. Pero las canadienses ya habían demostrado durante estos días atrás que son un equipo muy fuerte. Pronto comenzaron a desplegar su precisión y excelente estrategia en la colocación de sus piedras. Recibieron un doble y un triple en la segunda y la tercera entrada, lo que se tradujo en 1-5 favorable.

Pero el enfrentamiento iba a resultar muy largo y faltaba aún mucho por decidir. Rusia consiguió reducir la distancia, aunque su rival respondió en la siguiente jugada. Al descanso se llegó con un 2-6 a favor del conjunto canadiense.

Tras ese receso las rusas supieron cómo recomponer ideas y adoptaron una táctica que les proporcionó un gran resultado. Lograron un triple con las piedras en la sexta entrada, lo que ya solo dejó una ventaja favorable para las canadienses de 5-6, lo que hacía presagiar que el final sería apretado.

El empate parcial se registró tras disputarse la octava entrada. Se alcanzó el 7-7. Faltaba aún por jugarse dos entradas y todo por decidir. Rusia se adjudicó la novena y Canadá la décima, por lo que tuvo que disputarse un extra. Finalmente, la victoria se la llevaron las rusas, que aplicaron unos nervios de acero para superar a las canadienses, que tuvieron que conformarse con la medalla de plata después de competir a un gran nivel.

No menos apasionante fue el desarrollo de la final masculina entre Noruega y Rusia. El equilibrio fue constante desde el primer momento, hasta tal punto que las tres primeras entradas no sirvieron para registrar puntos. El marcador se comenzó a mover en la cuarta entrada. Rusia consiguió situarse por delante, pero los noruegos respondieron en la siguiente con un doble. De esa forma se llegó al tiempo de descanso.

Los rusos regresaron con mucha fuerza y recibieron un triple en la sexta entrada, lo que les permitió colocarse con un 2-4 favorable, pero eso no significaba aún nada. Los noruegos respondieron para empatar en la siguiente. Rusia logró sumar un doble en la octava entrada y situarse con un 4-6 a su favor. Solo faltaban ya dos entradas para acabar. Pero los noruegos no se arrugaron y ganaron las dos últimas, lo que también provocó que tuviera que disputarse un extra para definir la medalla de oro. Noruega siguió con su racha y sumó el punto definitivo para llevarse un metal muy trabajado.