Los asiáticos vuelan sobre la pista corta de velocidad

Uno de los velocistas españoles durante la jornada de ayer. /
Uno de los velocistas españoles durante la jornada de ayer.

Corea del Sur asciende al segundo puesto del medallero gracias a las seis medallas que sumó ayer

CÉSAR GUISADOgranada

Corea del Sur se despide hoy de la Universiada de Granada 2015 siendo la segunda delegación en el medallero, muy por detrás de Rusia que como poco sumará 54 medallas, después de conocer de qué metal será la que se gane tras la final de hoy en el hockey hielo.

El martes pasado, la delegación asiática se encontraba por detrás de la española en este ranking, ya que hasta esa fecha solo sumaba a su palmarés nacional en esta competición el bronce obtenido por Jee-Won Seo en los baches de freestyle y la plata de Bo-Gun Choi en el gigante paralelo del snowboard, ese mismo día.

Sin embargo fue empezar el 'short track' y despegar el equipo coreano, que ha demostrado que la pista corta de velocidad es su auténtica especialidad. No es para menos. De aquí han salido trece de las dieciséis medallas que ha sumado Corea del Sur en la Universiada.

Las últimas seis las dieron ayer Seyeong Park y Alang Kim, que ganaron el oro en el kilómetro masculino y femenino respectivamente, como lo hicieran el miércoles en los 1500 metros. Yira Seo y Eunbyul Lee se llevaron la plata en los 1000 metros masculino y femenino, que la suman al oro de Seo en el medio kilómetro del jueves y a la plata de Lee en los 1500 del miércoles. Hakyung Son redondeó la hegemonía surcoreana en los mil femeninos, con un bronce.

Por último, completó la fiesta coreana el equipo femenino de relevos, que se hizo con la plata en una final muy apretada que finalmente se acabaron llevando las chinas.

Y es que la República Popular también ha demostrado que la velocidad en pista corta es la especialidad asiática. China acaba cuarta en el medallero por detrás de Kazajistán y por delante de Noruega.

En esta empresa han ayudado sobremanera los grandes resultados cosechados en el 'short track', disciplina en la que los chinos han pescado tres oros y cuatro bronces para un total de nueve medallas a las que suman dos oros más, uno en el patinaje artístico por parejas y otro en el halfpipe del snowbard.

Pero entre la delegación china, se marcha de Granada un participante al que le queda una deuda con esta ciudad. Y es que Guang Chen, uno de los favoritos para el oro en todas las categorías individuales, se marcha con tres bronces ganados en los 500, 1000 y 1500 metros. Eso sí, fue merecidamente premiado con la medalla de oro por equipos en los relevos masculinos donde, ahí sí, China logró imponerse a Rusia, Francia y Japón, que fue cuarta.

Redondeando los números, tal ha sido la superioridad asiática en la disciplina acogida por el Iglú, que de las veinticuatro medallas repartidas en la pista corta, trece fueron para Corea del Sur, siete para China y una para las delegaciones de Rusia, Canadá, Francia y Lituania.

Y a España, le toca trabajar. Comparecía en esta disciplina con dos expedicionarios catalanes que pisaban por primera vez el hielo de forma oficial hace ahora un año. Roger Vallverdú y Víctor Martínez entrenan dos horas semanales en el club Barcelona Short Track de la Ciudad Condal.

Venían con un objetivo: ganar 'horas de vuelo' y mejorar sus marcas. Lo han conseguido en los 500 metros, por lo que puede decirse que se van con los deberes hechos de Granada 2015, donde saben que les espera el Pabellón Mulhacén como una segunda casa.