Marca personal para Vallverdú y Martínez en el medio kilómetro

Simetría durante las pruebas de ayer de patinaje de velocidad, competición que echa hoy el telón en el Iglú. /
Simetría durante las pruebas de ayer de patinaje de velocidad, competición que echa hoy el telón en el Iglú.

La pareja española, aun cayendo en la primera ronda de los quinientos, deja los deberes hechos para la última jornada

CÉSAR GUISADOgranada

Llegaban a la Universiada 2015 con el propósito de «coger horas de vuelo», como advertía el jefe de la delegación de 'short track' Rubén Llop, y con la misión de rebajar segundos al 'crono'.

Sobre el hielo del Iglú Granada se disputaron ayer las rondas eliminatorias y final de los 500 metros así como las semifinales de 3000 y 5000. En la primera, la del medio kilómetro comparecían los españoles Roger Vallverdú y Víctor Martínez.

Esta prueba es una de sus especialidades ya que provienen del patinaje sobre ruedas en línea, disciplina que obliga a tomar una salida más rápida que la habitual en hielo, por lo que contaban con ese arma frente a sus rivales.

Sin embargo las diferencias entre la delegación española y el resto es todavía un abismo, por lo que la pareja catalana volvía a competir contra ellos mismos y el cronómetro.

Y resolvieron bien. Roger Vallverdú, que acabó cuarto en la primera manga y por lo tanto eliminado, consiguió rebajar en casi un segundo su marca personal, fijada en 46 segundos y 70 centésimas cruzando la meta en 45,81.

«He salido un poco despegado de mis rivales pero ahí está el tiempo» comentaba tras su actuación el catalán, quien destacaba que siempre que sale a competir consigue rebajar su marca personal, «cada vez tenemos un poco más de hielo bajo nuestros pies así que muy contento por lo conseguido», se sinceraba.

Mismo resultado para Víctor Martínez, que pese a pelear por la tercera plaza durante la primera vuelta, fue relegado por el italiano De Lorenzis a la cuarta, quedando fuera del corte. Martínez paró el 'crono' en 46,02 bajando también en menos de un segundo su mejor tiempo.

La entrenadora del equipo español, Sandra Gómez, se mostraba muy satisfecha por el resultado obtenido, «ya sabíamos que respecto al resto de rivales no teníamos opciones, pero mejoramos cada día y seguimos batiendo nuestros récords, que es de lo que se trata», afirmaba.

Gómez, que sufre como entrenadora del Barcelona Short Track la testimonial apuesta española por los deportes de hielo, se congratuló por la celebración de esta Universiada en Granada, «ojalá sirva para instalar la cultura del hielo en la ciudad, seguro que tenéis en Granada muchos niños con ganas de disfrutarlo y que quizá consigan que la ciudad sea una potencia en el futuro», deseaba.

En lo que al medallero de los 500 respecta, volvió a ser coto casi exclusivo para los asiáticos. Solo la lituana Agne Sereikaite se atrevió a amenazar la hegemonía de chinos y coreanos consiguiendo una medalla de bronce. La coreana Hakyung Son fue plata mientras que el oro se lo llevó la china Yu Tong Han, quien ya consiguió el bronce en los 1500.

En la categoría masculina el coreano Yira Seo fue oro, plata su compatriota Seungsoo Han y el bronce para el chino Guang Chen. Tanto Han como Chen repiten el resultado obtenido en los 1500 metros. Hoy tendrán lugar las finales del kilómetro para dar paso más tarde a los relevos en 3000 y 5000 metros.