UD Almería

Un punto con más miedo que ambición

Arvin Appiah, que debutó, pelea con Salva Ruiz por hacerse con el control del balón/AGENCIA LOF
Arvin Appiah, que debutó, pelea con Salva Ruiz por hacerse con el control del balón / AGENCIA LOF

El Almería se contenta con un punto en Riazor, gozando de ocasiones para haber ganado, pero reservón para no perder al final

JUANJO AGUILERAAlmería

A la UD Almería puede que le faltara ayer un poco de ambición para haber sacado un mejor resultado de Riazor en un partido disputado a un ritmo menor en la primera parte, en la que deportivistas y rojiblanco utilizaron un guión determinado que no tuvo consecuencias en lo que a oportunidades se refiere. El Deportivo de La Coruña, con más posesión, lo pudo conseguir en acciones a balón parado, pero el Almería se comportó bien en defensa, sin dar un paso al frente, eso sí, y consiguió atemperar las acometidas deportivistas para llegar sano al descanso para respirar con alivio la llegada del descanso.

En la segunda parte, las ocasiones claras fueron principalmente rojiblancas, pero faltó, primero, acierto, porque Juan Muñoz mandó un balón al palo cuando el desgobierno dio el balón al Deportivo, y hubo más ocasiones, y después una pizca de menos miedo. A los rojiblancos les pudo pasar por la cabeza la derrota encajada en el último minuto frente al Cádiz para no buscar con más ambición la meta deportivista. El punto tiene sus matices. Bueno si se mira desde el aprendizaje que habla de no perder en cinco minutos lo 'conquistado' en 85, pero también puede ser malo por el hecho de no conseguir sacar de quicio a un Dépor al que, aunque no dio sensación de estar en zona de descenso, le 'provocaron' poco.

Despacito

El partido careció de ritmo de salida, con circulación lenta y sin complicarse. El Dépor tuvo el balón, aunque en posiciones donde no hacía daño. El Almería, trabajó bien en defensa, bien replegado y sin dar opciones a que el conjunto de Juan Antonio Anquela se sintiera cómodo en ataque, donde Borja Valle y Mollejo lo intentaron por ambas bandas, con más presencia el primero, pero sin acierto al final.

Sí tuvo más presencia llegados al primer cuarto de hora, ganando terreno ante un Almería obligado a rezagarse y buscando la finalización de jugada. El primer disparo fue de Borja Valle, en el minuto 16, pero René Román, sin dificultades, se quedó con el balón del extremo deportivista, aunque siendo un aviso para los de Pedro Emanuel, con dificultades para controlar el fútbol ante un Dépor con confianza en el suyo.

Esta la encontró el Almería en el minuto 24, donde no tuvo la fortuna por centímetros, la jugada fue anulada por fuera de juego de Juan Muñoz, pero empezó a verse un equipo indálico aprovechando las subidas por banda izquierda, con el tándem formado por José Carlos Lazo y un Jonathan Silva más suelto que en el partido de El Molinón-Enrique Castro 'Quini'.

Con posesión, sin llegada

El cuadro indálico comenzó a tener más balón, que era el propósito, tras atemperar la salida albiazul, con mucha obligación por conseguir los puntos. De hecho, antes del comienzo del partido, con el punto del Real Oviedo, el cuadro de Anquela era último clasificado. En el minuto 32 lo intentó el cuadro gallego en acción a balón parado, una falta que lanzó Ager Aketxe y que, con experiencia, dejó en intento el cancerbero de la UDA, René Román, que no tuvo problemas para atajar el lanzamiento del ex jugador de la cantera del Athletic.

En esa fase, el Dépor ya no se mostraba seguro con la salida de balón. Dani Giménez tuvo que hacerlo casi siempre en largo, con problemas para subirla por parte de Peru Nolaskoain. De todas formas, la primera parte fue de más llegada del Dépor que de la UD Almería, que estuvo poco tiempo controlando el juego. Este casi siempre fue para el cuadro deportivista, que tuvo siempre el balón.

A lo loco

Aunque dio la sensación de que el equipo de Pedro Emanuel estaba a la espera y sin mirar hacia arriba, fue precisamente el equipo rojiblanco el que pudo inaugurar el marcador a poco de iniciarse la segunda parte, iniciada sin la existencia de cambios en ninguno de los dos equipos.

Una recuperación de José Carlos Lazo, en el minuto 51, provocó el sufrimiento esperado en el cuadro deportivista. Fue consecuencia de una rápida contra del sanluqueño que le puso el balón a Juan Muñoz, este tardó y se anticipó la defensa albiazul, el despeje le cayó a Appiah y el inglés cruzó demasiado su disparo.

El Almería vivió del robo, con José Carlos Lazo como el que más apareció en esa faceta como el penúltimo del ataque. Un pisotón de Álex Bergantiños 'sin premio' -debió ver la cartulina amarilla- obligó a Pedro Emanuel a introducir a José Corpas en lugar del extremo gaditano. Una contra de Juan Muñoz pudo dar al traste con las ilusiones deportivista. El utrerano encaró a Dani Giménez, lo superó con su disparo, pero este se estrelló en el palo derecho de la meta defendida por el Dépor, deparando la rabia rojiblanca y el suspiro en la parroquia deportivista.

La mala fortuna se cebó con la UDA, no sólo por las distancias, y al cambio obligado de Lazo se sumó el de Jonathan Silva, que estaba haciendo un buen partido, lo que obligó al técnico almeriense a hacer debutar a Valentine Ozornwafor, en fase de juego sin un equipo que impusiera el control sobre el balón. Mucho desgobierno con ambos equipos desbocados entre la locura, más los locales. El Almería trató de 'atemperar' el ímpetu del juego, pero el balón estuvo más cerca del área propia que de la rival. En el 76, el Dépor la tuvo por dos veces, primero con un disparo desde fuera del área de Borja Valle que despejó René y después con el disparo de Ager Aketxe que se lo quedó el de El Bosque.

Sin tiempo

En ese acoso que pudo acabar en gol local, a Montero se le fue la mano. El VAR revisó la jugada y la agresión del central deportivista sobre Maras acabó dejando al Dépor con un jugador menos desde el minuto 84. Coric, en el 89, buscó fortuna en una contra que se fue ajustada al palo derecho de la meta de Dani Giménez.

En campo contrario, el Dépor la tuvo. La primera a balón parado, por medio de Ager Aketxe, y la segunda por un resbalón de José Romera que centró Borja Valle y René se adelantó para deparar la última de los rojiblancos con un disparo de Juan Muñoz, tras servicio de Coric, que el utrerano mandó a la 'calle' para firmar unas tablas en un partido en el que el Dépor se manejó mejor con el 'desgobierno', aunque en esa fase las ocasiones más claras las tuvo una UDA con miedo a perder.