El 98% de la energía consumida a nivel mundial se desperdicia

El 98% de la energía consumida a nivel mundial se desperdicia

Mejorar la productividad energética mundial contribuiría a la creación de 6 millones de empleos para 2020

REDACCIÓNmadrid

Del total de energía que consumimos a nivel mundial, sólo el 2% es realmente aprovechada. El 98% restante se desperdicia haciendo altamente ineficiente los patrones de consumo energético actuales. Según el Índice de Prosperidad Económica y de Productividad Energética 2015, elaborado por The Lisbon Council, Ecofys y Quintel Intelligence y encargado por Philips, la mejora de la productividad energética conllevaría un enorme potencial para la sociedad, elevando el desarrollo económico y ampliando los beneficios ambientales y sociales.

El informe revela que la mayoría de las ganancias de productividad energética tendrán que venir de mejoras en los edificios residenciales y no residenciales a través del aumento de la utilización de la tecnología disponible hoy en día, tales como dispositivos de ahorro energético, iluminación LED y aislamiento. De este modo, los hogares europeos podrían reducir sus facturas de energía en un tercio.

''Dentro de la gama de oportunidades de eficiencia energética, la iluminación LED es un elemento clave para hacer frente a la creciente demanda de energía del futuro, ya que ya se puede entregar una mejora de la productividad de la energía del 500% en los hogares", afirma Harry Verhaar, Head of Global Public and Government Affairs en Philips Lighting. De acuerdo con el High-Energy Productivity Growth Scenario presentado en el informe, casi 12 hogares europeos podrían ser encendidos con 1.000 KWh de electricidad, que es más o menos lo que se necesita para encender dos hogares de hoy.

Al mismo tiempo, mejorar la productividad de la energía contribuirá al crecimiento económico mundial: duplicar la productividad de la energía podría crear más de 6 millones de empleos a nivel mundial para 2020 y reducir la factura global de combustibles fósiles en más de 2 billones de euros para el año 2030. Para lograr este objetivo, es importante seguir avanzando en las seis economías más grandes del mundo - Estados Unidos, Rusia, China, Japón, India y la UE - ya que representan el 60% del PIB mundial y el 65% de la demanda mundial de energía.

infográfico

Miguel Arias Cañete, Comisario Europeo de Acción por el Clima y Energía, afirma que ''la eficiencia energética es un poderoso instrumento para la creación de empleo con un gran potencial para estimular el crecimiento económico y la competitividad de la UE. La productividad energética nos proporciona un marco excelente para aprovechar los recursos infrautilizados.

Según este índice, que valora las economías según su productividad energética, es decir, la cantidad de PIB que producen por cada unidad de energía que consumen, Hong Kong encabeza la lista con una productividad de la energía de 456.000 millones de euros de PIB por exajulio consumido. Cuba quedó en segundo lugar, con 365.000 millones de euros PIB por exajulio. Colombia, Singapur y Suiza componen los cinco primeros. Reino Unido está en el puesto 26, Alemania colocada en 35º, Holanda en el 40º, Japón 51º, Francia 56º y la India 72º. Estados Unidos, que se ha comprometido a duplicar su productividad energética para el año 2030, está en la posición 87. China en el lugar 111º y Rusia en el 114º- ambos países con la productividad energética muy por debajo del promedio mundial.

Según Kandeh Yumkella, Secretario General de la ONU y Director Ejecutivo de Sustainable Energy for All. "los líderes mundiales están convencidos de que la energía es el hilo de oro que conecta el crecimiento económico, el aumento de la equidad social y un medio ambiente sano, pero todavía tenemos que cumplir metas más ambiciosas para mejorar la productividad de la energía".

Europa podría doblar su índice anual de productividad energética de un 1,5% a un 3% para el año 2030 adoptando estas tecnologías en los hogares, edificios no residenciales, agricultura, transporte e industria. En la UE esto crearía 1,2 millones de empleos en cinco años y reduciría un tercio la factura energética de una familia media para 2030. Esto también supondría un aumento del 1.1% del PIB y recortaría el consumo energético un 35%, de acuerdo al informe.

España podría doblar su productividad energética actual

España produce 236.000 millones de euros de PIB por exajulio de energía utilizado, lo que la sitúa en la 23ª posición a nivel global. Este dato es muy superior a la media europea de 206.000 millones de euros de PIB por exajulio, y sitúa a España en el sexto lugar entre los 28 Estados Miembros de la Unión.

El informe avisa, sin embargo, que España corre el riesgo de ver fuera de control su uso energético debido a su reciente período de infrainversión en tecnología de eficiencia energética. El informe destaca como prioridad clave el despilfarro energético en edificios, recomendando la adopción de tecnologías como los sistemas de iluminación LED que pueden llegar a ahorrar un 70% de energía.

Estas medidas recortarían el uso energético un 27% para el año 2030, lo que estimularía el crecimiento del PIB, crearía empleo, y recortaría las facturas domésticas, según el estudio. De acuerdo al escenario de crecimiento de la productividad energética presentado en el informe, España podría incrementar su PIB a 471.000 millones de euros por exajulio para el año 2030.

Las inversiones en eficiencia energética crean empleo, y como España importa la mayor parte de su energía, ello reduciría la dependencia del país en suministros externos y las facturas energéticas. El informe afirma que el dinero que se ahorre de reducir las importaciones extranjeras de combustible podría ser gastado en el propio país en otros bienes y servicios, incluyendo las inversiones.

Más información