«Está mal visto que te sientas triste por volver al trabajo»

Puesta a punto. Tras el verano los gimnasios registran un aumento de clientes./R. C.
Puesta a punto. Tras el verano los gimnasios registran un aumento de clientes. / R. C.

La psicóloga Amaya Terrón no para estos días. El fin del verano ha llenado su consulta

JAVIER GUILLENEA

El verano es una fuente de felicidad pero también de conflictos. Es la época en la que más separaciones se producen y también el origen del síndrome postvacacional, el que sufren quienes no se adaptan al duro trance de pasar de turista a empleado.

- ¿Volver de vacaciones es perjudicial para la salud mental?

- Para la salud mental las situaciones no son perjudiciales. Lo que es perjudicial es lo que hacemos con la situación. Volver al trabajo es una obligación, pero lo patológico no está en volver sino en cómo nos adaptamos a esa vuelta.

- ¿Existe el síndrome postvacacional?

- En realidad es un conjunto de síntomas que llamamos síndrome postvacacional porque ocurre justo al final de vacaciones. Tiene los mismos síntomas que otras situaciones que implican adaptación a una situación nueva, como una separación.

- ¿Cuáles son esos síntomas?

- Debilidad generalizada, astenia temporal o trastornos de sueño. Algunas personas reaccionan con una somnolencia extrema y están siempre cansadas, pueden tener dificultad para concentrarse o aparecer una tristeza recurrente, abatimiento y falta de motivación. También pueden estar más irascibles.

- ¿Es normal volver triste de las vacaciones?

- Puede ser esperable que te sientas algo abatido cuando pasas de algo que te gusta a algo que interpretas de forma negativa, como puede ser el trabajo. Lo que no es esperable es que se prolongue en el tiempo.

- ¿Se dan casos de gente que oculta este síndrome en el trabajo por miedo a que le miren mal?

- Por supuesto. En el trabajo tenemos que dar la imagen de que somos capaces de hacernos cargo de nuestras responsabilidades, de lo contrario estamos vendidos. Mostrar esos síntomas no está aceptado socialmente, todos tendemos a ocultarlos porque no está bien visto que te sientas triste por volver; se supone que el trabajo te gusta, que estás motivado. Aunque todos estemos pasando por lo mismo, lo habitual es ocultarlo.

- ¿Quiere decir que es posible que los compañeros de trabajo que vienen sonriendo de sus vacaciones estén disimulando?

- Seguramente hay personas que disimulan su estado para no ser juzgadas.

- ¿Se nota el fin de las vacaciones en las consultas de los psicólogos?

- Se llenan. La última semana de agosto suele ser terrible y la primera de septiembre ni le cuento. Las separaciones aumentan muchísimo en verano, por lo que las consultas se nos llenan con estos problemas. En cuanto a los síndromes postvacacionales, como no son tan conocidos, no llegan tantos. Quienes lo sufren lo consideran algo pasajero.

- ¿Qué ocurre con las parejas en verano?

- Las separaciones y los conflictos de pareja aumentan muchísimo en vacaciones porque pasamos más tiempo juntos. Todo lo que es rutinario durante el resto del año deja de serlo durante el verano, lo que provoca conflictos. Se comparten 24 horas al día y hay que negociar cosas como dónde vamos o qué hacemos con los niños. Septiembre y Navidad son las épocas de los divorcios.

- ¿Qué puedo hacer yo para volver contento y alegre después del próximo verano?

- La primera recomendación es no tener atracones, no coger un mes entero de vacaciones. Es mejor partirlas para no llegar agobiado a los últimos días del año laboral. También hay que tener en cuenta que volver un domingo y ponerte a trabajar un lunes le da poco margen de tiempo a tu cerebro para que acepte el cambio. Conforme se acercan los días finales conviene ir adaptándose a las rutinas que se habían abandonado. Por ejemplo, acostarse un poco antes o levantarse más temprano.

- ¿Y no sería mejor quedarnos sin vacaciones?

- Para nada. Deberían ser obligatorias. El consejo es disfrutar de todo lo que tienes en la vida y darnos cuenta de que uno no puede disfrutar eternamente de algo bueno.

- Tiene que ser aburrido estar siempre de vacaciones.

- Estar siempre de vacaciones es como no tenerlas. No se disfrutan si no trabajamos.

Temas

Verano

Fotos

Vídeos