Alertan del timo de las cápsulas Nespresso

Alertan del timo de las cápsulas Nespresso

200 cápsulas por el precio de 100 y, de regalo, una cafetera

IDEAL

Las cafeteras Nespresso son todo un éxito entre los amantes del café, aunque entre sus inconvenientes se encuentra el elevado precio de sus cápsulas. Es por eso que muchas personas buscan buenas ofertas para comprar un gran número de ellas a un precio inferior. No obstante, hay que tener cuidado con estas ofertas ya que pueden ser la tapadera de un timo, como explica la web de noticias Betech.

Este portal del diario As recoge la historia de Nina Kollars, una estadounidense que encontró una buena oferta por eBay en la que un vendedor ofrecía 200 cápsulas de Nespresso por el precio de 100. La mujer decidió arriesgarse y comprarlas y, al recibir el paquete, se encontró con que también le había llegado una máquina de Nespresso que no había pedido ni pagado y que tenía un precio de 280 dólares.

Kollar sospechó ante este regalo y observó que muchas nuevas cuentas de eBay vendían esas 200 cápsulas a la mitad de precio. En todos los casos, las cuentas eran recién creadas y no tenían puntuaciones de los usuarios. Pensando que era un fraude, la mujer contactó con Nespresso para devolverles la cafetera pero la empresa no la quiso de vuelta. Kollar decidió seguir haciendo peticiones a esas nuevas cuentas de eBay, y con cada pedido fue recibiendo nuevos regalos. Nina realizó pedidos de cápsulas por un valor de 391,90 dólares y acabó recibiendo pedidos de bienes Nespresso por valor de 939 dólares.

Detrás de esta estafa hay un procedimiento muy elaborado. Un estafador se hace con la información personal de un sujeto y abre una cuenta para una tarjeta de crédito. Después crea una cuenta de vendedor en eBay y ofrece estas ofertas de cápsulas Nespresso al 50%. Cuando un cliente de eBay solicita estas cápsulas, el estafador recibe el dinero pagado por el comprador y pide a Nespresso las cápsulas y otros productos como cafeteras, que llegan posteriormente al cliente.

En este caso la persona estafada no es el comprador de eBay, sino otra persona. En concreto, el sujeto al que el estafador roba los datos para crear la cuenta. La persona suplantada tiene que pagar los bienes pedidos por el estafador a Nespresso mientras que este último consigue dinero legal -convirtiendo una tarjeta de crédito robada en dinero- gracias a la ayuda del comprado de eBay que no sabe qué ocurre.

Kollars investigó este asunto y descubrió que la mayor parte de las personas estafadas son jubiladas. Nina Kollars lo denunció al FBI y a eBay y los timos de Nespresso desaparecieron a los 30 días de la web.