Estos son los síntomas de atragantamiento: así sabrás hacer la maniobra de Heimlich

Estos son los síntomas de atragantamiento: así sabrás hacer la maniobra de Heimlich

La Policía Nacional explica en su cuenta de Twitter cómo actuar

IDEAL.ES

Si alguien se atraganta o se está ahogando es importante que sepas qué hacer para ayudarlo. La maniobra de Heimlich compresiones en la zona abdominal) es una técnica de respuesta de emergencia que puede salvar una vida en cuestión de segundos. Se trata de una acción sencilla que generalmente tiene como efecto extraer los alimentos u otro objeto de las vías respiratorias de una persona que está asfixiándose, pues aumenta la presión en la zona abdominal y del pecho permitiendo así que el objeto sea expulsado.

La Policía Nacional ha publicado en su cuenta oficial de Twitter esta imagen en la que se pueden ver los pasos a seguir para completar la maniobra de Heimlich.

Según indica Samur-Protección Civil en su «Guía de Primeros Auxilios», uno de los presentes debe llamar al 112 mientras otra persona atiende a la víctima.

En primer lugar, si puede, hay que indicarle que tosa. Si no puede o no tiene fuerza, y está consciente, hay que iniciar compresiones abdominales de la siguiente manera:

-Colócate detrás y abraza a la víctima por la espalda con los dos brazos. En esta posición y de pie, coloca una mano cerrada apoyando el puño con el pulgar sobre el abdomen, justo por encima del ombligo y por debajo del final del esternón y la otra recubriendo la primera.

-Inclina a la víctima hacia delante para facilitar la salida del objeto causante de la obstrucción.

-Presione en ese punto, en dirección hacia dentro y hacia arriba.

En el caso de embarazadas, personas obesas o menores de un año, Samur-Protección Civil reseña que las compresiones abdominales deben ser sustituidas por compresiones torácicas. Presionar en el centro del pecho, que es la mitad inferior del hueso central del pecho de la víctima o esternón. En los menores de un año, hay que colocar al bebé boca abajo, con la cabeza más baja que el resto del cuerpo, sobre uno de sus brazos apoyado en sus piernas. Hay que alternar cinco golpes fuertes entre las escápulas con cinco compresiones torácicas, con dos dedos, en el centro del pecho.

Temas

Salud