Mi amiga bebe demasiado

Una joven con una cerveza./
Una joven con una cerveza.

Cuando los conflictos que no se saben resolver se disuelven en alcohol, se pone en marcha un proceso de autodestrucción que las palabras adecuadas de una amiga pueden ayudar a combatir

ISABEL MENÉNDEZ / MUJERHOYMADRID

Elena observaba a su amiga Sofía, que acababa de pedir el tercer gintonic mientras le contaba lo mal que se llevaba con Raúl. "¿No te parece que quizá bebas demasiado? -le preguntó Elena. Cuándo salís de copas, si bebes mucho, no te enteras de lo que está sucediendo, y acabáis discutiendo a la mañana siguiente, que es cuando estáis sobrios.- Tú antes no eras así. Si te viera bien, no te diría nada, pero llevo tiempo observando que bebes más de lo que era tu costumbre y que, cuando estás sobria, pareces triste y estás de mal humor. ¿Por qué no te concedes la ayuda que necesitas?".

(Más información en Mujerhoy.com)