Los 5 pasos para acelerar tu metabolismo y adelgazar más fácilmente

Los 5 pasos para acelerar tu metabolismo y adelgazar más fácilmente

La lentitud o rapidez se traduce en ganar o perder peso

ANA ÁVILA

Una parte de la que siempre se habla a la hora de ponerse en forma es de metabolismo. El metabolismo es el conjunto de procesos químicos que realizan las células de los seres vivos para llevar a cabo todas las funciones propias de estos. Y la transformación de los nutrientes de la comida en distintas formas de energía es una de las funciones básicas de éste.

Cuando decimos que es «lento» o «rápido» nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto se traduce en ganar o perder peso.

1. Come a menudo

Si pasamos mucho tiempo sin comer nada entre comidas nuestro nivel de azúcar en sangre disminuye, lo que hace que nos sintamos cansados y, también, que se ralentice nuestro metabolismo. Tomando pequeños aperitivos saludables entre comidas –un puñado de frutos secos o una pieza de fruta, por ejemplo– evitaremos pasar hambre, consumiremos menos calorías en la siguiente comida y mantendremos acelerado nuestro metabolismo.

2. Di sí al picante

Según una reciente investigación realizada en la Escuela de Farmacia de la Universidad de Wyoming, los alimentos que contienen chile picante –también conocido como ají– pueden ayudarnos a quemar grasas sin tener que restringir las calorías de nuestra dieta.

Otro estudio realizado en 2013 en la Universidad de Maastricht, demostró que el chile, la cayena o los pimientos rojos picantes, entre otros «alimentos reales» contienen un elemento no tan conocido por su nombre sino por los sudores que provoca: la capsaicina. Precisamente el componente activo que da el picante a estos alimentos es el encargado de disminuir los lípidos corporales.

3. Optimiza tu balance hormonal

Hay varias hormonas que juegan un papel importante en el mantenimiento del metabolismo y si sus niveles no son los correctos podemos sufrir enfermedades como el hipotiroidismo, que contribuyen al aumento de peso.

4. Prioriza la ingesta de proteínas

Necesitamos más tiempo y energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otros nutrientes. En concreto, nuestro organismo gasta en torno al 20 o el 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerir estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.

5. Bebe café

Sobre esto hay cierta información contradictoria, todo parece indicar que los beneficios del café superan con creces a sus peligros.

El café no es sólo un poderoso estimulante (algo que es bueno para unas cosas, malo para otras), además tiene un efecto vasodilatador y parece prevenir la aparición de enfermedades como la diabetes o algunos tipos de cáncer.

Temas

Salud

Fotos

Vídeos