Fumar cachimba es tan perjudicial para la salud como el tabaco

RAMÓN L. PÉREZ

Lo que se aspira no es el vapor de agua sino el humo de la combustión del tabaco

IDEAL.ES

Un estudio realizado en Sevilla entre 2.000 jóvenes revela que fumar en cachimba se entiende como forma de ocio y que se considera menos nocivo que el tabaco. Pero no es así. Un cigarrillo se fuma en cinco minutos, pero una sesión de cachimba dura entre cuarenta minutos y una hora. Un tiempo en el que se consume el doble de nicotina y de alquitrán.

Se pueden encontrar cachimbas de distintos sabores: piña colada, cereza aromatizada, chocolate negro, plátano maduro, fresa, sandía… Las posibilidades son infinitas a la hora de elegir tu tabaco favorito. Pero los afrutados sabores no han de engañar a tu paladar porque al fundirse con el carbón es más perjudicial que el de los cigarrillos convencionales. Lo que se aspira no es el vapor de agua sino el humo de la combustión del tabaco, igual que con un cigarro. Y las enfermedades que puede producir son las mismas.

Tanto la cachimba como el tabaco se enmarcan como adicciones perjudiciales para el cuerpo humano

Según numerosos estudios de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC), al fumar cachimba absorbes un mayor número de sustancias tóxicas que los fumadores tradicionales. Algo que se debe principalmente a la utilización del carbón como carburante para el funcionamiento del mecanismo, ya que este mineral genera monóxido de carbono, un elemento muy perjudicial que va directo a nuestros pulmones.

También es importante elegir el tabaco adecuado para tu cachimba. Algunas veces estos tabacos aromatizados contienen hasta dos veces más de nicotina que el tabaco convencional. Aunque en contrapartida existen algunos que no incluyen esta sustancia entre sus ingredientes principales.