La dieta 'Body Reset' para perder peso: usa el descanso en vez del ejercicio para adelgazar

La dieta 'Body Reset' para perder peso: usa el descanso en vez del ejercicio para adelgazar

«Seguir ciertas rutinas ya son un entrenamiento», relata Marietta Alessi, quien perdió más de 2 kilos sin ir al gimnasio

CHRISTIAN LLANO (IDEAL)

Marietta Alessi es un caso real de esas personas que registran pérdidas de peso fundamentándose en técnicas cotidianas. No ha hecho una dieta nunca pero tiene claro que su vida se rige en el 80-20: el 80 por ciento del tiempo come sano y el 20 restante date un capricho. Un día, la empresa de zumos y batidos détox, y la entrenadora de los famosos, Harley Pasternak, le plantearon un reto: la 'Dieta body reset', una de las que goza de más relevancia entre las famosas.

El reto consistía en lo siguiente:

1- Los primeros cinco días debía tomar tres batidos pequeños hechos con ingredientes frescos como col rizada, yogur griego, limón, frambuesas, fresas y arándanos. Dos tentempiés y cinco litros de agua al día.

2- La segunda fase constaba en intercambiar un batido por una comida 'S' (sándwich salteado o sopa).

3- La tercera, durante los últimos cinco días, solo debía beber un batido al día y hacer dos comidas 'S'.

4- Requisito indispensable: Dormir siete horas por la noche, desconectarse de las pantallas durante una hora y dar 12.000 pasos al día. No debía ir al gimnasio.

Según reconoció, tal como recoge 'El Confidencial', la comida «la podía manejar», pero la falta de ejercicio le preocupaba. Tras quince días adelgazó 2.2 kilos y varios centímetros de cintura, muslos y cadera. Nada que ver con la dieta de la banana matinal, que hizo perder a esta protagonista 8 kilos en un mes.

«Moverme me ayudó a mantener mi mente ocupada también. Caminaba 3 km con mi perro por la mañana, 2 desde la estación de autobuses al trabajo, de 2 a 3 para ir a comer y luego de regreso a la estación», recalcaba.

Además, Alessi confesó no saber distinguir los momentos en que tenía hambre de los que tenía sed. Lo cierto es que al final del reto se sintió «más fuerte y más delgada que nunca», sin necesidad de ir al gimnasio. «Me concentro en nutrir el cuerpo con alimentos correctos y proporciones adecuadas. Comer bien, moverse más, desconectar e intentar dormir siete horas ya es un entrenamiento», sentenció.

Temas

Salud

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos