Confirman la relación entre alimentos ultraprocesados y enfermedades mortales

Confirman la relación entre alimentos ultraprocesados y enfermedades mortales
EFE

Un estudio dirigido por la Universidad de París encuentra el vínculo entre el consumo de determinados productos y altas tasas de mortalidad por cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas

AFP

Investigadores franceses han encontrado un vínculo entre el consumo de alimentos ultraprocesados y las altas tasas de mortalidad por cáncer, diabetes y enfermedades cardíacas. Según el estudio, las posibilidades de que alguien muera en los próximos siete años aumentan con las bebidas azucaradas, los panes y galletas prefabricados, los dulces y las barritas de chocolate, los bocadillos producidos en grandes cantidades y envasados, las comidas precocinadas y la carne procesada.

Los alimentos se consideran ultraprocesados, según la clasificación 'Nova', cuando se han sometido a procesos industriales de transformación y contienen muchos ingredientes, incluidos los aditivos. Un plato preparado, sin aditivos, congelado o no, no es un alimento ultraprocesado. Pero los platos, refrescos y bocadillos listos para calentar en general lo son, puesto que son más ricos en sal o azúcar y bajos en vitaminas y fibra.

«No debemos ser alarmistas con la sociedad y decir que al comer un plato preparado hay un riesgo adicional de 15% de morir»

El estudio, en el que participaron decenas de miles de franceses a los que se ha hecho un seguimiento desde 2009 hasta 2017, ha encontrado una relación importante entre el consumo de alimentos ultraprocesados y el riesgo de muerte durante este período. Los resultados han sido publicados en la revista 'JAMA Internal Medicine'.

«No debemos ser alarmistas con la sociedad y decir que al comer un plato preparado hay un riesgo adicional de 15% de morir», ha dicho Mathilde Touvier, directora del equipo de investigación en epidemiología nutricional de la Universidad de París. «Es un nuevo terreno en la investigación sobre los vínculos entre los alimentos ultraprocesados y la salud», ha dicho.

El estudio de los efectos de consumir este tipo de alimentos es extremadamente complejo y controvertido, y los resultados a menudo se pueden malinterpretar. El mismo equipo francés publicó el año pasado un estudio sobre alimentos orgánicos y riesgo de cáncer. Se observaron más cánceres en personas que comían menos bio, pero la metodología no permitió concluir un vínculo causal.

45.000 franceses de más de 45 años, en su mayoría mujeres, han participado en este nuevo estudio. Cada seis meses tenían que registrar en un cuestionario en línea todo lo que habían comido y bebido durante tres períodos de 24 horas. Tras siete años, murieron unas 600 personas. Después, los investigadores analizaron los datos y encontraron que el aumento del 10% en la proporción de alimentos ultraprocesados en la dieta se relacionaba con un aumento del 15% de mortalidad.

Pero Mathilde Touvier advierte de que los resultados deben interpretarse teniendo en cuenta los trabajos realizados previamente y considerando que puede haber tasas de error, como la precisión de las personas a la hora de registrar los alimentos que consumen.

Temas

Salud