Las 8 claves para ponerte moreno y cuidar tu piel mientras tomas el sol

Las 8 claves para ponerte moreno y cuidar tu piel mientras tomas el sol
REUTERS

La exposición solar sin la precaución adecuada puede provocar la aparición de arrugas y manchas, disminución de las defensas, afecciones oculares o, incluso, cáncer de piel

ANA ÁVILA

En temporada de vacaciones las personas corren más riesgo de presentar quemaduras en la piel por la exposición prolongada al sol en playas, piscinas, lagos y ríos. Los especialistas vuelven a insistir en el consejo de todos los veranos: el sol debe tomarse con precaución.

La doctora María Ester Montes Belloso, miembro del Grupo de Trabajo en Dermatología de SEMERGEN, explica a IDEAL cómo se debe tomar el sol correctamente y algunos de los errores más frecuentes durante la exposición solar. «Para mantener la piel saludable se deben evitar las horas centrales del día, de 12 a 16-17 horas donde la radiación solar es máxima. Las primeras exposiciones al sol deben ser progresivas, en dosis de 10, 15 y 20 minutos y preferiblemente en movimiento. Se recomienda tomar el sol una o dos horas diarias, siempre con la protección solar adecuada», señala la Ester Montes.

Otra de las cuestiones que más se repite en verano es la mejor forma de aplicar la protección solar: «Debemos aplicar los protectores solares en cuantía suficiente sobre la piel limpia y seca, unos 10 minutos antes de iniciar la exposición, renovar su aplicación cada 2 horas y después de cada baño, aunque el producto elegido sea resistente al agua».

Por otro lado, frecuentemente, uno se olvida de proteger pequeñas regiones corporales que suelen ser incluso más sensibles que la piel de los brazos o las piernas, como son la cara, el cuello, el escote, la cabeza y las orejas. Para ello se recomienda el uso de gafas de sol con protección adecuada certificada, barras de labios fotoprotectoras y sombreros. Es importante prestar atención al cabello, ya que «el pelo mojado o húmedo es más sensible a los rayos ultravioletas». También debemos recordar mantener un buen estado de hidratación y evitar ayunos prolongados, para intentar compensar la pérdida de líquido que se produce.

Tras la exposición solar, el Grupo de Trabajo en Dermatología de SEMERGEN recomienda una ducha con jabón libre de perfume y aplicar una crema para hidratar y refrescar la piel, así como mantener ingesta de fruta fresca, verdura y cereales con un alto nivel de fibra y antioxidantes.

8 consejos para tomar el sol y cuidar tu piel

1. Antes de tomar el sol se debe evitar el uso de productos que contengan alcohol y perfumes, como las colonias o desodorantes, ya que pueden dar lugar a manchas oscuras en la piel.

2. Es importante tener la piel correctamente hidratada, limpia y sin maquillaje.

3. No debemos aplicar aceites sin factor de protección.

4. Debemos aplicar una cantidad suficiente de crema solar 10 minutos antes de tomar el sol.

5. Respetar las horas de mayor intensidad de las radiaciones.

6. Renovar los envases de fotoprotección de un año para otro.

7. Preocuparnos de hidratarnos correctamente.

8. Comprobar que la medicación que tomamos no es sensible a la radiación ultravioleta.

Tomar el sol sin tener en cuenta estos consejos «puede provocar daños cutáneos, incluyendo el envejecimiento prematuro de la piel, la aparición de arrugas y manchas solares, quemaduras solares, disminución de las defensas, afecciones oculares o, incluso, puede dar origen a la formación de cáncer de piel», asegura Montes. Es importante estar atentos a los cambios cutáneos y consultar a nuestro médico si advertimos nuevas lesiones de rápido crecimiento.

Fotos

Vídeos